Martes 24.11.2020 - 03:37

Al grito de “¿hay alguien ahí?” vecinos ayudan a salvar vidas

Al grito de “¿hay alguien ahí?”  vecinos ayudan a salvar vidas
Por:

A las 13:14 de la tarde del día de ayer se vivió una de las tragedias más grandes en México y nadie daba crédito a lo ocurrido, en segundo las personas revivieron aquella catástrofe que se había vivido justo un 19 de septiembre, pero de 1985.

Después, a las 13:20 horas, el escenario sobre Viaducto Miguel Alemán era de humo, polvo y gritos por doquier, el edificio ubicado justo en la calle Torreón, frente a avenida Viaducto no estaba más.

Marcaban las 13:30 y la zona ya estaba plagada de gente envuelta en pánico, los vecinos, con ojos vidriosos, incredulidad y, sobre todo, zozobra querían actuar ante tal infortunio.

Alrededor de las 14:30 horas llegaron los expertos de rescate, con un perro entrenado y de inmediato advirtieron a los ahí presentes que dejaran de remover escombros para, primero, por el olor a gas que se percibía en el lugar y también para que el animal hiciera su labor.

Minutos después, en un acto de nerviosismo, el can corrió sobre Viaducto y fue atropellado y quedó herido.

Alrededor de las 16:00 horas el escenario ya era multitudinario, con gente por doquier tratando de apoyar a la causa, entre ellos Rodrigo Romeh, campeón de físico y fitness en México. Jóvenes, niños, extranjeros, soldados y policías hicieron filas humanas para sacar uno a uno los escombros.

A las 16:42 apareció el primer sobreviviente y para las 17:30 ya sumaban tres personas rescatadas, lo que alentaban a los voluntarios a seguir adelante. Aunque los escombros parecieron interminables, los esfuerzos y la voluntad también.

Con los puños arriba se convocó al silencio en repetidas ocasiones, ¿hay alguien ahí?, fue lo qué se pregonó en repetidas ocasiones, pero muchas veces se ahogó en una falsa alarma. Para las 19:00 horas las cuadras aledañas ya eran una zona cercada por elementos de la Policía capitalina. Grúas y carros de trabajos pesado ya habían arribado al área, acompañados de ambulancias y personal médico.