Miércoles 23.09.2020 - 11:14

Ataque a helicóptero de SSP fue con arma antiaérea

Ataque a helicóptero de SSP fue con arma antiaérea
Por:

Los detenidos en el operativo. Foto: Especial

La agresión a un helicóptero de la SSP federal, el 25 de mayo pasado, en Apatzingán, Michoacán, fue con un fusil antiaéreo Barret, calibre.50, cuyas balas afectaron uno de los dos motores y lograron bajarla, reconoció un mando de la dependencia.

“Le pegaron y por seguridad aterrizamos, porque si estaba dañada la nave y si seguíamos volando podríamos caer”, dijo.

Advirtió que estos hechos permitieron a la dependencia fortalecer el trabajo de investigación, inteligencia y contra inteligencia --con base en la Ley de la Policía Federal, vigente desde el 2 de junio de 2010--, y detener a los responsables del ataque.

Para ello, destacó, se usaron todas las herramientas tecnológicas, como Plataforma México, que permite la interconexión de la Secretaria con todas las corporaciones de seguridad del país.

“Además, desde el centro de inteligencia, permite conectividad con instituciones de investigación, análisis, búsqueda y contra inteligencia en el mundo entero como Interpol, CIA, DEA, FBI y Scotland Yard”, advirtió.

Señaló que el resultado de ese trabajo fue la captura de 36 personas y el abatimiento de 11 más, todos integrantes de la Familia Michoacana, del grupo que encabeza Jesús Méndez Vargas, El Chango.

“Algunas acciones que permitieron estos golpes certeros, fueron la intercepción de comunicaciones, seguimiento de sospechosos, creación de redes delictivas, utilización de agentes encubiertos y trabajo de contra inteligencia”, dijo.

Recordó que la operación fue básicamente por aire, con helicópteros Black Hawk, similares a los usados en operaciones militares de Afganistán y Pakistán.

“Los pilotos están entrenados por la fuerza armada de Estados Unidos, y como parte de su trabajo hicieron un mapeo geográfico de la zona de los enfrentamientos, que dejaron una decena de muertos y el área donde fue atacado un helicóptero el 25 de mayo, en Apatzingán”, dijo el mando.

Recordó que el helicóptero atacado, el 25 de mayo, fue alcanzado en uno de sus dos motores "por disparos de una ametralladora tipo Barret", por lo que el piloto comenzó el descenso.

"Eligió un punto a 30 kilómetros de la agresión, en la sierra michoacana, donde se resguardaron, montaron un cerco de seguridad y enviaron las coordenadas de su ubicación”, precisó.

Al lugar, dijo, llegaron dos helicópteros Black Hawk, los cuales gracias a su equipo de navegador nocturno le permite volar entre las penumbras sin ser detectado y, en ese momento de alto riesgo, descendieron policías a rapel para asegurar el perímetro y rescatar a sus compañeros.

En tanto, con un mapeo geográfico y las coordenadas obtenidas a través de los sistemas de navegación del helicóptero, que operan de manera satelital, permitió una “intervención quirúrgica” contra la organización encabezada por El Chango Méndez y Servando Gómez Martínez “La Tuta”.

Los agentes pudieron conocer el lugar exacto en donde se reunirían los mandos de esta organización, quienes para evitar ser detenidos y con la intención de burlar a las autoridades, decidieron reunirse en Jalisco.

"El lugar estaba ubicado en el poblado de Las Lomas, municipio de Jilotlán y cuando se confirmó que estaba la mayoría de los mandos de la organización, inició la intervención de la policía, tanto por aire como por tierra, con los resultados ya descritos", concluyó.

fcl