Atoran litigios más de un billón de pesos para el SAT

Atoran litigios más de un billón de pesos para el SAT
Por:

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) mantiene un billón 145 mil millones de pesos atorados en litigios con personas físicas y morales, que se amparan para no pagar impuestos y violentan la ley para salir favorecidas, afirmó su nueva titular, Raquel Buenrostro.

“Es importante resaltar que, de estas personas morales, sólo en unas 12 mil se concentra 60 por ciento de la recaudación total”, enfatizó.

Te puede interesar: Regresa el TP-01 como “la aeronave más emblemática del continente”

Este monto equivale a todos los programas sociales prioritarios de esta administración por seis años o al presupuesto del sector salud por año y medio, señaló en su encuentro con la Tercera Comisión de la Permanente del Congreso de la Unión.

“Esto, considerando al IMSS, el ISSSTE y la Secretaría de Salud, o el presupuesto de educación por dos años, incluyendo recursos de entidades federativas”, abundó.

Buenrostro subrayó que entre 2013 y 2018, mientras una persona física asalariada pagó un ISR de 35 por ciento de sus ingresos, los grandes contribuyentes sólo aportaron, en promedio, 2.2 por ciento.

A noviembre, añadió, había 61.3 millones de pequeños contribuyentes que aportaron 778 mil millones de pesos; esto es 27 por ciento de la recaudación total, así como 1.9 millones de personas morales que contribuyeron con 73 por ciento de la recaudación, que equivale a 2.1 billones.

La ex oficial mayor de Hacienda rechazó la creación de nuevos impuestos para incrementar los ingresos.

“Se considerarán tres líneas principales, como son el aumento en la eficiencia recaudatoria, bajar la evasión y elusión fiscal y combatir la corrupción.

“Se trata de cerrar la pinza del combate a la corrupción con su otro extremo que es la propuesta del Presidente, de que haya cero impunidad”, aseveró.

La funcionaria enfatizó que dicha institución está para atender a la ciudadanía, no para perseguirla, “por lo que desde aquí decimos que el SAT no promueve ni promoverá lo que llaman terrorismo fiscal.

“No somos inquisidores y menos de las clases medias y populares, ya que por años han sido las que han contribuido cautivamente al sistema tributario. A ellos les decimos que nuestro único interés es ayudarlos y facilitarles la relación que como contribuyentes tienen con el Estado”, aseguró.

Por otro lado, descartó que el SAT tenga en su agenda una reforma fiscal. “Antes tendremos que ser más eficientes en la legislación actual”, indicó.