Buscan en clínicas al conductor del Ferrari

#LordFerrari declarará el lunes, indican
Por:
  • carlos_jimenez

En clínicas y hospitales de Guerrero y Morelos, agentes de la Fiscalía General de Guerrero buscan a un hombre, al parecer colombiano, que conducía el automóvil Ferrari rojo que se estrelló el lunes por la noche en la carretera a Acapulco, y que dejó abandonadas a dos mujeres que iban dentro de él.

Ayer, una de esas jóvenes perdió la vida en el hospital al que fue llevada, luego de que los médicos reportaran que presentaba más de 80 por ciento de su cuerpo con quemaduras, además de diversas fracturas y traumatismos.

El Dato: Al parecer, el Ferrari fue vendido por #LordFerrari y quien lo compró, lo volvió a comercializar a un tercero.

La otra joven que iba con ellos se encuentra en estado delicado de salud y los médicos que la atienden reportan que su pronóstico no es favorable.

Las víctimas de este accidente son las colombianas Tatiana Guzmán, de 25, y Dayana Sánchez, de 22. El día del accidente, las autoridades tardaron horas en poder localizar a algún familiar o amigo.

Ayer informaron que luego de que Alberto Sentíes fuera dueño de ese Ferrari y lograra que la Procuraduría de Justicia se lo regresara, lo vendió.

Al parecer, la persona que se lo compró lo vendió de nueva cuenta. El último de sus dueños era presuntamente un hombre colombiano, que el lunes por la noche iba manejando a exceso de velocidad cuando se produjo el accidente en la Autopista del Sol, en el kilómetro 222 de la México-Acapulco, en el tramo de Cuernavaca-Chilpancingo.

El auto con placas de circulación de Morelos, PYU-57-55, era conducido por ese sujeto, pero luego del choque fue rescatado por un par de hombres que viajaban detrás de él en un carro BMW, que presuntamente lo iban escoltando.

Ayer, la Policía Federal reveló que el carro era conducido a una velocidad de alrededor de 270 kilómetros por hora.

Al parecer, el sujeto chocó contra el muro de contención, luego de golpear a un autobús de pasajeros que se dirigía a la Ciudad de México.

Las autoridades realizarán los peritajes correspondientes para determinar las responsabilidades en este percance vial.

El Ferrari rojo se hizo conocido luego de que su entonces dueño, Alberto Sentíes, tuvo un percance vial en la delegación Tlalpan y ordenó a sus escoltas que golpearan al conductor de una camioneta. La acción fue grabada y difundida por un automovilista. En marzo de 2016 fue hallado muerto Sergio González Ibarra, el mencionado escolta de Sentíes, en un hotel de Atizapán, al parecer, víctima de un infarto.