Caen dos policias por asesinar a candidato

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Sergio Sotelo Cortes y Primitivo López Peña, director y subdirector de la Policía Municipal de Yurécuaro, respectivamente, fueron detenidos ayer por elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán por su presunta participación en el asesinato de Enrique Hernández, candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a presidente municipal de esta localidad.

De acuerdo con las primeras indagatorias, el homicidio del exlíder de grupos de autodefensa fue ordenado por líderes criminales de la región identificados como Adrián Alonso Guerrero Covarrubias y Heraclio Guerrero Martínez.

“Con estas personas Enrique Hernández mantenía diferencias por el control y administración ilegal de un banco de arena”, dijo el procurador Martín Godoy.

Luego del interrogatorio iniciado el pasado martes a 23 elementos de dicha corporación, versiones de los policías confirmaron que sus mandos, así como un agente de menor rango, del que no se reveló el nombre, tenían total conocimiento de la intención del grupo criminal.

“El mando policial y subalternos tuvieron conocimiento de que se atentaría contra la integridad del candidato de Morena; sin embargo, por instrucción de Adrián Alonso, no llevaron a cabo ninguna acción tendiente a evitarlo”, agregó Godoy.

Asimismo, la dependencia indicó que los autores materiales fueron identificados como El Chuky y Sergio “N”, mismos que terminaron con la vida de Hernández al dispararle en 16 ocasiones, quienes siguen prófugos.

Información de inteligencia de la PGJE detalla que Sotelo Cortes y López Peña recibían un pago de 10 mil pesos al mes a cambio de protección y seguridad.

Desde enero de 2012 estos mandos ocupaban “plazas de confianza” por las cuales cobraban cada mes 16 mil 618 pesos en el caso del puesto de director, y de 12 mil 138, para el de subdirector.