Cannabis, una industria que puede generar hasta 5 mil mdd en México

Cannabis, una industria que puede generar hasta 5 mil mdd en México
Por:

El uso de la planta de cannabis va mucho más allá de lo lúdico: de sus fibras salieron las velas de las carabelas que trajeron a Colón a América, las páginas de la primera biblia que imprimió Gutenberg y la facia del primer coche que construyó Ford. Estos múltiples usos para elaborar productos la hacen una planta ideal para impulsar en México un industria que puede generar una derrama de cinco mil millones de dólares.

Guillermo Nieto, un empresario nacido de una familia agrícola, apuesta por crear dicha industria basada en cannabis a la que considera “el futuro de México” al ser un negocio más redituable que lo que serían los dispensarios cannábicos.

“Por la experiencia en otros países nos hemos dado cuenta que el negocio lúdico es muy chico. Nosotros no creemos que la solución de México sean los dispensarios cannábicos; creemos que la solución es crear una industria basada en una economía verde, que ayude a agricultores, industriales, estudiantes, a toda la sociedad”, dice Guillermo Nieto en entrevista con La Razón.

Con esa perspectiva el también presidente de la Asociación Nacional de la Industria del Cannabis (Anicann) ha impulsado la legalización de la planta en el Senado para que a partir de su aprobación se pueda crear una industria quede establecida en 2025.

Los beneficios que traería no sólo son económicos, sino ambientales, ecológicos y medicinales, ya que el cáñamo tiene más de mil 500 usos.

Esta planta, incluso, se compara con el puerco, porque al igual que las partes del animal, las de la cannabis se aprovechan en su totalidad, desde las semillas, hasta las raíces.

Con las semillas se produce proteína en polvo, leche, cerveza, harina, pintura, combustible, productos para cuidado personal, suplemento diabético y aceite. Mientras que con las hojas se fabrica mantequilla, galletas, ensaladas, infusiones, entre otros.

Y con el tallo se elaboran fibras textiles, aceites, celulosa de papel, cosméticos y abono orgánico. Finalmente las raíces sirven para crear ungüento, jugos, pomadas, cremas y abono.

Por ahora, en México, los únicos que pueden elaborar productos de manera legal son las personas que se ampararon ante al Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), una de ellas es Guillermo Nieto, quien para su autoconsumo fabrica gotas para dormir y una pomada para tratar dolores corporales.

Los artículos fabricados a partir de cannabis contribuyen a la conservación del medio ambiente, por ejemplo para la elaboración de ropa con textiles de cáñamo se requieren sólo 600 litros de agua, mientras que para una prenda de algodón se necesitan dos mil 700. El algodón utiliza el 20 por ciento de los pesticidas del mundo, el cáñamo no utiliza, de acuerdo con la Anicann.

Otro de los productos que surgen de esta planta de cannabis son plásticos de alta calidad extraídos a partir de las semillas, los cuales se degradarían en sólo 80 días, y no en más de  500 años como señala Greenpeace, considerando que cada mexicano consume 200 botellas de plástico al año, de acuerdo con Guillermo Nieto.

[caption id="attachment_1115795" align="aligncenter" width="696"] Guillermo Nieto, presidente de la Asociación Nacional de la Industria del Cannabis[/caption]

Y aunque los beneficios de la planta son variados, el presidente de la Anicann señala que para instalar una industria cannábica se requiere un modelo en el que participe toda la sociedad en donde la investigación y desarrollo son fundamentales.

Guillermo Nieto propone un clúster, una concentración de empresas, instituciones gubernamentales y educativas y otros agentes como las asociación, cámaras y consejos para facilitar la introducción de productos provenientes del cáñamo a las industrias convencionales como la de plástico, textil, entre otras.

“Esto es para que una refresquera pueda decir: yo necesito un plástico de tal manera, y el clúster se encargue de ver con el agricultor con el transformador, y de entregarle lo necesario a esa refresquera y pueda empezar a cambiar sus insumos a un plástico biodegradable”, dice el también empresario.

Y como la investigación y el desarrollo es lo más importante para la industria, señala Guillermo Nieto, por eso el clúster requiere la participación de instituciones educativas.

“La idea es que las principales universidades del país tengan un troncal cannábico en la parte agrícola y en la medicinal para que los jóvenes que están saliendo de la prepa estudien un carrera cannábica para que ellos sean los que lleven la información, el desarrollo y la tecnología a los miles de agricultores en el país”, explica el líder de la Anicann.

Te puede interesar: Catador de mariguana, un empleo con un sueldo de $58 mil al mes

En los agricultores son los principales actores de esta industria porque van a producir la planta para poder elaborar los miles de productos que se desprenden del cáñamo, además de que van a aumentar sus ganancias.

De acuerdo con la Anicann, una hectárea de maíz genera 13 mil 500 pesos, mientras que una hectárea de cáñamo puede dar ganancias de 58 mil pesos (26 mil por la venta del grano y 32 mil por la de la fibra).

“Lo que la gente piensa primero cuando se habla en la legalización de la mariguana es en dispensarios, y lo primero que tenemos que pensar es en tractores porque el producto viene del campo y hoy es un muy bien producto porque los campesinos pueden ocupar el mismo equipo que ya tienen, la misma infraestructura, no tienen que hacer inversiones nuevas con rendimientos mucho más abundantes”, afirma Guillermo Nieto.

El uso medicinal del cannabis

Guillermo Nieto dice que el uso medicinal es uno de los aspectos que se deben aprovechar en la industria, ya que 40 millones de mexicanos toman una pastilla o se ponen pomadas todos los días para el dolor.

“Las miles de propiedades que tiene la planta son para tratar problemas que tenemos hoy sin ningún efecto secundario como el que tiene el resto de las medicinas”, dice.

Algunas de las enfermedades o dolencias que se pueden atender con productos derivados del cáñamo son neurológicas como el parkinson, alzheimer y epilepsia; gastrointestinal y alimentación, diabetes o anorexia; psicoanímico como estrés, ansiedad y depresión, así como dolores de artritis, lesión de médula espinal, migraña y otras enfermedades como hipertensión, asma, lupus y hasta VIH.

El uso lúdico

En el uso lúdico de la cannabis son sólo 7.2 millones de mexicanos que fuman, por eso para para el empresario representa un mercado reducido en comparación de las ganancias que dejaría una industria, aproximadamente 5 mil millones de dólares.

En qué va la aprobación de la ley en México.

La propuesta de la Anicann a la que pertenecen 200 empresarios está a la espera de que la ley para la regulación de cannabis sea aprobada. Este 4 de marzo, las Comisiones Unidas de Justicia, Salud y Estudios Legislativos, Segunda, del Senado de la República aprobaron en lo general el dictamen sobre la regulación de la cannabis para uso lúdico o recreativo, medicinal, farmacéutico, industrial y comercial.

Te puede interesar: Avanza en el Senado dictamen que permite uso lúdico de la mariguana

Los senadores se declararon en reunión permanente para seguir trabajando, recibiendo y revisando las propuestas de reservas al dictamen y reanudar el debate en lo particular en una nueva reunión, cuya fecha está por definirse.

“Es bueno que se lleve el debate, es bueno que participemos todos los mexicanos en el debate, lo que necesitamos es que esta industria tenga legalidad”, señala Guillermo Nieto.

Mientras tanto, el empresario mexicano tuvo que irse a Colorado, uno de los estados de Estados Unidos en donde la cannabis es legal, para formar su compañía de cannabis Love And Health, ya que en su país todavía no puede plantarla de manera legal.

 

KR