En diciembre se suspendió la construcción de NAIM: Espriú

SHCP niega que pérdidas en Afores sea por el NAIM
Por:
  • antonio-lopez

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, aseguró que la recompra de bonos del nuevo aeropuerto, no implica que el gobierno esté pagando un “Naimproa”, en referencia al Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) creado en 1990 por el gobierno mexicano en conjunto con la totalidad de los partidos políticos dominantes en aquel entonces, a fin de enfrentar posibles problemas financieros extraordinarios.

“Cuando se dice que vamos a comprar mil 800 millones de dólares de bonos, no quiere decir, porque se ha especulado también en el sentido, que estamos pagando un ‘Naimproa’, no”, afirmó en conferencia de prensa.

De esta forma, intentó explicar el significado de la recompra, “de lo que habíamos conseguido como deuda, como gobierno, el gobierno anterior, se disminuyó ya esa deuda en mil 800 millones de dólares, o sea, se devolvieron mil 800 millones de dólares que se tenían depositados en un banco, porque no se pudieron ejercer”.

Señaló que con ello, de los seis mil millones de dólares que se debían, “hoy sólo se deben cuatro mil 200. Y la idea es cada año ir disminuyendo en unos 200 millones de dólares esa deuda”.

Asimismo, agregó que el Consejo de Administración de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) autorizó pagar de forma anticipada las acciones del Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E) del NAIM.

Destacó que oficialmente, desde el pasado 27 de diciembre, la construcción de la nueva terminal aérea está suspendida.

“El 27 (de diciembre pasado) se hizo un Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario de la CDMX y en vista de que ya había resuelto el problema de los bonos, se dio instrucciones al director de ya iniciar la cancelación, terminación o la negociación de los contratos”, apuntó.

“Cuando se dice que vamos a comprar mil 800 millones de dólares de bonos, no quiere decir que estamos pagando un ‘Naimproa’, no”

Javier Jiménez Espriú

Titular de la SCT

En el nuevo proceso, explicó, se está negociando con los empresarios los contratos, “para darlos por terminados anticipadamente o resolver, en consecuencia, con los dueños de éstos”.

Además, adelantó que en los próximos días el Gobierno federal dará “un informe pormenorizado de qué pasaba en el aeropuerto, cómo se hicieron las cosas, en qué situación se encontraba y cuál hubiera sido el futuro de la construcción, si se hubiera tomado la decisión de continuarlo”.

De acuerdo con datos oficiales, desde que arrancó el proyecto en 2014 y hasta mediados de 2018, se registraron 461 procedimientos de contratación por un monto de 153 mil 769 millones de pesos. De esta cifra, 96.4 por ciento corresponde a contratación de obra pública y el resto a adquisición de bienes y servicios relacionados con las obras.

El plan recibió entre 2015 y 2018 alrededor de 11 mil millones de pesos para gasto corriente e inversión física. En el paquete económico 2019, el GACM ya no recibió recursos para inversión física.

¿Qué es la recompra de bonos?

Sobre el aeropuerto de Texcoco:

Es una operación que realiza una empresa o el gobierno para volver a comprar los papeles de deuda que emitió y que fueron adquiridos por inversionistas.

El lunes, la SHCP envió una oferta de recompra de bonos emitidos para financiar la construcción del nuevo aeropuerto, por mil 800 millones de dólares.

Esto con el fin de mitigar el riesgo que enfrentaban, tras el anuncio de cancelación del proyecto en Texcoco.

El Gobierno planea construir dos nuevas pistas en la base militar de Santa Lucía, en el Estado de México, reacondicionar el actual aeropuerto de la CDMX y el de Toluca, para solucionar la saturación de la terminal aérea capitalina existente.