En el limbo, elección de Morena sin un acuerdo

Dejan sin efecto lineamientos para renovar dirigencia de Morena
Por:

Con la revocación de la convocatoria para elegir a su dirigencia nacional, ordenada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Morena se quedó sin método para restaurar su proceso.

Los aspirantes a la presidencia de Morena tienen varias propuestas, pero no logran ponerse de acuerdo.

La presidenta en funciones, Yeidckol Polevnsky, declaró a La Razón que para definir el cambio, los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), del Consejo Nacional y de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia deberán reunirse; sin embargo, aún no hay fecha.

Te puede interesar: Polemiza AMLO con reporteros por cobertura de caso Culiacán (VIDEOS)

Añadió que su propuesta consiste en cumplir el acuerdo 33 del Instituto Nacional Electoral (INE), para revisar el padrón y cuando éste sea validado “hacer nuestros procesos apegados estrictamente a la legalidad”.

En tanto, el líder del partido en San Lázaro, Mario Delgado, insistió en ir por encuesta, mientras que Alejandro Rojas llamó a instalar una mesa “por la unidad del partido”, iniciar una campaña nacional de credencialización y afiliación, realizar tres debates, elegir al nuevo dirigente mediante tres encuestas, y que Polevnsky y Delgado renuncien a sus cargos.

Por separado, Bertha Luján, quien acusó de ilegal la resolución, convocó a una asamblea del Consejo Nacional “para discutir cuál es el rumbo a tomar”.

Así, Morena continúa sin un método para reiniciar su proceso electoral y las opiniones de los aspirantes están divididas.

Un día después de que se conociera la resolución, Polevnsky reiteró que fue un acto justo con la militancia, y recordó que en las asambleas hubo irregularidades, como “agresiones, balazos, de todo”, y que hasta el momento se contabilizan más de dos mil impugnaciones.

El Dato: La líder morenista afirmó que quienes alegan que el fallo del Tribunal Electoral fue injusto “están muy equivocados” al pensar que se trató de una ilegalidad.

Asimismo, aseguró que la medida no la beneficia, pues había un mejor panorama antes: “porque Mario Delgado no pudo votar y ya estaba fuera, Rojas Díaz Durán no quiso participar y al no hacerlo quedaba eliminado, y Bertha Luján ya fue dos veces consejera y había sido una vez secretaria general, por lo que ya no podía participar y me quedaba sola; había ganado mi asamblea, entonces no se trata de mí”.

Asimismo, recordó a los militantes que al constituirse como partido están obligados a respetar las leyes electorales.