En el rescate de Coppel, policias mataron a policias

En el rescate de Coppel, policías  mataron a policías
Por:

Por Carlos Jiménez

En el rescate de Coppel, policías mataron a policías. VIDEO

Captura del cómplice de "El Iván". VIDEO

Los dos agentes de la Procuraduría General de Justicia del DF que murieron en el fallido rescate de la empresaria secuestrada, Yolanda Cevallos Coppel, cayeron abatidos por balas que dispararon sus propios compañeros y no el plagiario al que intentaban detener.

Un video policiaco, tomado minutos después del operativo, muestra que los proyectiles que segaron la vida del comandante Julio Rincón y del jefe de grupo, José Antonio Moreno, integrantes del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI) sólo pudieron provenir de las armas de sus compañeros de la Fuerza Antisecuestros (FAS). Es decir, murieron por “fuego amigo”.

En el cuarto donde cayeron los dos efectivos de élite, hay hoyos en la pared que demuestran que parte de los proyectiles caídos sobre el grupo en el que ellos estaban vinieron desde la calle, donde se encontraban apostados, y disparando, los miembros de la FAS.

De hecho, los cristales de los ventanales por el que penetraron los disparos aparecen destrozados.

Incluso, durante las pesquisas de la Procuraduría sobre los hechos (y que aún no hace públicas) los compañeros de Rincón y Moreno revelan que desde su posición veían que en la calle estaban los miembros de la FAS, quienes no apreciaban con claridad a qué le disparaban, pues las cortinas negras que cubrían las ventanas se lo impedían.

Todo ello, teniendo en cuenta que el rescate fue a las 3:00 de la mañana y que la iluminación era mínima.

Rincón recibió un tiro en la cabeza y Moreno fue herido en la espalda. Ambos murieron después.

El viedo muestra donde cayó Rincón, en el piso hay manchas de su sangre. La pared perforada por una bala y un pedazo de yeso cayó en el mismo lugar.

Un poco más a la izquierda cayó Moreno. El impulso de la bala que lo hirió, lo arrojó hacia su costado izquierdo.

En el suelo hay pedazos de muro y cristales esparcidos por el cuarto.

En una recámara aledaña, justo detrás de la pared perforada, y junto a la que fueron abatidos los dos comandantes, estaba el secuestrador que trataban de detener: Sergio Flores, El Iván.

Ahí mismo murió luego de que, según las declaraciones, disparó cuatro veces a su víctima y luego se suicidó.

En el video se aprecia al hombre muerto: sentado en el piso y su cabeza, sangrando por detrás de la oreja, yace contra un costado de la cama, sobre la cual está el cuerpo sin vida de Yolanda Cevallos Coppel, a no más de cinco centímetros de distancia.

Ella está boca abajo, en la cama de metal, sobre una cobija de lana. Tiene el rostro vendado y apretado contra una almohada.

En otra cama, en la misma recámara, hay pasamontañas verdes. A un lado hay un aditamento que parece ser un celular, un cargador de pistola y el rifle que usó El Iván para evitar su captura.

Fue desde ese cuarto, donde el sujeto también disparó a los agentes cuando escuchó que entraron para detenerlo.

Muere en rescate fallido socia de Oceánica

Homenajean a policias muertos en operativo

Investigan a más implicados en caso Ceballos Coppel

[3 ruidos, 3 golpes, 3 muertes

 >http://www.3.80.3.65/spip.php?page=nota&id_rubrique=2&id_article=589]