EPN ofrece trabajo para que derechos de indígenas no sean letra muerta

EPN ofrece trabajo para que derechos  de indígenas no sean letra muerta
Por:

Tras realizar un sobrevuelo por el municipio de Huauchinango, Puebla, que resultó afectado por los efectos del huracán Earl y de la tormenta tropical Javier, el Presidente Enrique Peña dio indicaciones ayer a los titulares de las distintas dependencias del Gobierno para acelerar el proceso de reconstrucción, en plena coordinación con la administración local y refirió que con recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) se emprenderán las acciones de ayuda.

Enseguida se reunió con autoridades estatales y federales y después visitó un albergue donde escuchó a los damnificados y les informó las acciones del Gobierno federal para que la situación regrese a la normalidad.

Allí dio a conocer que a través de la Secretaría de Desarrollo Social ya están fluyendo apoyos, empleo temporal y despensas para que la gente pueda recuperar sus condiciones de vida normal.

Además, instruyó a acelerar la reconstrucción de viviendas que resultaron parcial o totalmente afectadas; pidió el apoyo de los gobiernos municipal y estatal a efecto de ubicar algún terreno donde se puedan construir viviendas nuevas, fuera de zonas de riesgo.

Al tiempo que solicitó a las áreas de Protección Civil ubicar las zonas en las que ya no se podrán reconstruir viviendas por su peligrosidad, a efecto de reubicar a las familias que ahí se asentaban en zonas más seguras.

El Presidente Peña Nieto dijo que, con el trabajo coordinado, la disposición y la buena voluntad que hay en el Gobierno del estado de Puebla, van a poder atender de manera muy rápida la emergencia y a quienes resultaron afectados.

Previo al recorrido, Presidente celebró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Presidente Enrique Peña informó que en los primeros años de su administración, se han ejecutado 5 mil 904 obras y acciones de infraestructura básica, con un presupuesto de más de 21 mil millones de pesos para este sector de la población.

“Ningún mexicano debe de quedar excluido de los beneficios del desarrollo nacional; por ello, el programa de infraestructura indígena sirve a todos los mexicanos y ayuda a las comunidades indígenas para que tengan los servicios básicos”, indicó.

En este municipio mexiquense, donde estuvo acompañado por el gobernador Eruviel Ávila, el primer mandatario entregó un reconocimiento a los niños triquis, integrantes de la selección de basquetbol de Oaxaca, por su dedicación y talento en el deporte mexicano.

El Presidente agradeció a los pueblos indígenas por contribuir en el desarrollo y las grandezas que tiene el país y destacó que el Gobierno de la República trabaja para atender los rezagos sociales y a los grupos vulnerables que aún existen en este sector de la población.

En la ceremonia realizada en el Centro Ceremonial Mazahua, señaló que otra de las acciones que ha realizado su gobierno es la excarcelación —entre 2013-2016— de 4 mil 148 indígenas, de las cuales, 358 son mujeres.

Además, dijo que el Gobierno de la República está trabajando para asegurar que los derechos de los pueblos indígenas no sean “letra muerta”, sino que tengan plena vigencia en el país.

A los integrantes de las distintas etnias del país, les expresó que tienen en el Gobierno y en el Presidente a un aliado que seguirá acompañando en el esfuerzo de la transformación y el desarrollo de los pueblos indígenas.

Indicó que en nuestro país se estima que hay del orden de 15 millones de mexicanos que se reconocen como indígenas.

Señaló que su administración ha convocado a los gobiernos de las diferentes entidades “a que hagamos frente común para atender los mayores rezagos sociales que tenemos y a los grupos vulnerables”.