Viernes 14.08.2020 - 11:23

En primer encuentro AMLO y Trump se declaran amigos

“Fallaron los pronósticos, no nos peleamos”

El Presidente agradece en la Casa Blanca comprensión y respeto y que no se trate al país como colonia; recuerda agravios, pero también acuerdos y reivindica a paisanos; relación nunca fue tan estrecha, aunque se le apostaba en contra, resalta el estadounidense; elogia aporte de mexico-americanos y resultados en migración; el tema del muro se guarda; el candidato demócrata, Joe Biden, recuerda calificativos del magnate contra mexicanos; internacionalistas ven saldo positivo de la visita

AMLO Trump
Los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump, ayer, al momento de los discursos, en los cuales empataron menciones sobre Juárez y Lincoln.Foto: Reuters
Por:

“Fallaron los pronósticos. No nos peleamos, somos amigos y vamos a seguir siendo amigos”, expresó un sonriente Andrés Manuel López Obrador a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, quien respondió a “quienes apostaron contra nosotros. Ya han aprendido a no hacerlo”.

Fue un día largo la visita de trabajo del Presidente en Washington, que inició con ofrendas florales en los monumentos a Abraham Lincoln y Benito Juárez; reuniones bilaterales, suscripción de acuerdos e intercambio de elogios que marcaron una nueva etapa en la relación México-Estados Unidos, “sin extremismos, ni prepotencias”.

Poco después de la una de la tarde llegó la camioneta negra blindada a la Casa Blanca que transportó al Presidente López Obrador a su cita con Trump, escoltada por el Servicio Secreto.

Algunos pensaban que nuestras diferencias ideológicas habrían de llevarnos de manera inevitable al enfrentamiento. Afortunadamente, ese mal augurio no se cumplió

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México

Por primera vez, Donald Trump salió a recibir a un jefe de Estado en la puerta de la casa presidencial. El presidente mexicano bajó del vehículo y de inmediato intercambió algunas palabras con el estadounidense; no lo saludó de mano por recomendación sanitaria debido al Covid-19.

Los dos mandatarios se quedaron parados menos de un minuto en la entrada de la Casa Blanca, voltearon hacia donde había un grupo de personas que los esperaban para saludarlos. Trump caminó primero y detrás de él, López Obrador.

El Presidente de México en reunión de trabajo con Donald Trump, en la Casa Blanca, el 8 de julio de 2020.Foto: Cuartoscuro.

En público y en privado, los dos presidentes celebraron la entrada en vigor del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, lo cual, resaltaron, significa un acto de justicia para los trabajadores de los tres países, reactivará la economía y atraerá inversiones a la región de Norteamérica.

Trump definió al mandatario mexicano como un “gran presidente; un gran negociante, persona honorable”, por lo que le daba enorme placer recibirlo en la Casa Blanca, e incluso admitió estar conmovido porque haya decidido visitar Washington en su primer viaje al extranjero como gobernante de México.

AMLO-TrumpFoto: Presidencia.

López Obrador devolvió la deferencia a su amigo Trump, quien “desde que asumí la Presidencia, en 2018, en vez de agravios hacia mi persona, y lo que estimo más importante, hacia mi país, hemos recibido de usted, comprensión y respeto.

“Algunos pensaban que nuestras diferencias ideológicas habrían de llevarnos de manera inevitable al enfrentamiento. Afortunadamente, ese mal augurio no se cumplió y considero que hacia el futuro no habrá motivo ni necesidad de romper nuestras buenas relaciones políticas ni la amistad entre nuestros gobiernos”, señaló el primer mandatario.

Nuestros gobiernos están en estrecha cooperación para eliminar el trasiego de estupefacientes y armas y para detener la trata de personas. Estamos esforzándonos por tener leyes migratorias que realmente protejan a la población

Donald Trump, Presidente de EU

Un ambiente de camaradería se respiró en la casa presidencial de corte neoclásico, ubicada en el 1600 Pennsylvania Avenue. Sin embargo, el tabasqueño no dejó pasar la oportunidad para resaltar que en la historia de las relaciones entre ambos países “ha habido desencuentros y agravios que todavía no se olvidan”.

Pero retomó el discurso conciliador, al asegurar que en el futuro no habrá necesidad ni motivo de romper esas buenas relaciones políticas y de amistad entre ambos gobiernos; asimismo, expresó su aprecio, al afirmar que Trump nunca ha buscado imponer nada que vulnere o viole la soberanía mexicana.

“Usted no ha pretendido tratarnos como colonia, sino que, por el contrario, ha honrado nuestra condición de nación independiente”, expresó el Ejecutivo federal ante el anfitrión de la Casa Blanca.

El presidente Donald Trump firma la declaración conjunta en la Casa Blanca, el 8 de julio de 2020.Foto: AP.

Después de la polémica por la posición que adoptaría en el tema migratorio, Andrés Manuel López Obrador aprovechó para agradecer el trato respetuoso que se da a los connacionales que salen de México hacia Estados Unidos, quienes forman una comunidad de 38 millones en este país.

“Se trata de una comunidad de gente buena y trabajadora que vino a ganarse la vida de manera honrada y que mucho ha aportado al desarrollo de esta gran nación. Asimismo, en México, más que en ningún otro país del mundo, viven y forman parte de nuestra sociedad un millón y medio de estadounidenses. De modo que estamos unidos, más que por la proximidad geográfica, por diversos vínculos económicos, comerciales, sociales, culturales y de amistad.

“Ahora que decidí venir a este encuentro con usted, presidente Trump, en mi país se desató un buen debate sobre la conveniencia de este viaje. Yo decidí venir porque es muy importante la puesta en marcha del tratado, pero también quise estar aquí para agradecerle al pueblo de Estados Unidos, a su gobierno y a usted, presidente Trump, por ser cada vez más respetuosos con nuestros paisanos”.

Antes, Trump expuso que tanto él como López Obrador fueron electos para luchar contra la corrupción, regresar el poder a la gente. “Tanto usted como yo lo hacemos”.

Emuló la gran amistad que sembraron Lincoln y Juárez con lo que ahora viven ellos. “Se tenían gran estima, eran grandes amigos que hicieron mucho juntos”.

El Presidente mexicano (izquierda) y el estadounidense, tras signar la declaración conjunta, en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, ayer.Foto: Especial

El líder estadounidense no quiso desaprovechar la presencia del Ejecutivo federal en su territorio, para asegurar que se mantendrá firme la colaboración comercial, en seguridad y migración entre ambos países, porque hasta ahora ha dado buenos resultados en la histórica relación, como no se logró en sexenios anteriores.

“Nuestros gobiernos están en estrecha cooperación para eliminar el trasiego de estupefacientes y armas y para detener la trata de personas. Estamos esforzándonos por combatir a los cárteles y por tener leyes migratorias que realmente protejan a la población”, apuntó sin mencionar el muro fronterizo.

Y el grito clásico de “Viva México” se escuchó tres veces en la residencia de Donald Trump, acompañado de vivas a la amistad entre ambas naciones, a Canadá y los Estados Unidos de Norteamérica, lo que generó el comentario del estadounidense: “Fantástico, hermoso, señor presidente”.

CENA CON LA CREMA Y NATA EMPRESARIAL

Por la tarde-noche, Donald Trump compartió el pan y la sal con el Presidente de México, su comitiva y 11 empresarios mexicanos, entre ellos Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego y Patricia Armendáriz, quien compartió algunos detalles de la reunión en su cuenta de Twitter.

“Su Presidente, López Obrador, es el mejor presidente que han tenido. Es duro, audaz. Y quiere mucho a su país”, aseguró Trump durante la cena con empresarios de ambas naciones, de acuerdo con la empresaria mexicana.

Del lado estadounidense, acudieron los empresarios Dan Dignes, director de CAbot Gas y Petróleo; Kumar Galhotra, jefe de operaciones de Ford para Norteamérica; David Abney, presidente de UPS; Michael Dykes, CEO de la Asociación Internacional de Alimentos Lácteos; Fred Smith, CEO de FedEx; Leon Topalian, de la acerera Nucor, y James Taiclet, director de la empresa aeroespacial Lockheed Martin.

Cena Casa BlancaFoto: especial

Los invitados fueron complacidos con un menú mediterráneo compuesto de filete de robalo con papas al azafrán, puré de chiribía, zanahorias jóvenes y alioli de cítricos.

Además de unos jitomates veraniegos con emulsión de ajo negro, queso comté y crocante de pan rústico; galletas de mantequilla y azúcar mascabado acompañadas de crema de limón y merengue tostado.

Visita manda mensaje de estabilidad, afirman

Mientras que expertos internacionalistas consultados por La Razón coincidieron en que la visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador a Estados Unidos tuvo un saldo positivo, pues el mensaje fue de respeto mutuo, legisladores de oposición criticaron que en su discurso, el primer mandatario “regaló herramientas de campaña” a Donald Trump.

Luis Antonio Huacuja, internacionalista de la UNAM, dijo que “el mensaje (del Presidente) fue sorpresivo, pues su respuesta de que hay agravios que no se olvidan fue contundente; aparte había mucha expectativa de desastre” que no se dio.

Adolfo Laborde, de la Universidad Anáhuac, señaló que “lo que deja claro es que no fue a pelearse con Trump. No se debe ser un gran experto para ver que fue un mensaje de cordialidad y de inversión; de hacer un frente común aunque el pretexto fue lo del T-MEC, que casi no se tocó”.

Ileana Rodríguez Santibañez, del Tecnológico de Monterrey, destacó: “me parece que logran, ambos mandatarios, zanjar la situación airosamente. Trump no ocupó ningún tono de burla, como suele hacerlo, sino que fue un político responsable, mesurado y cortés con la visita. Y fue también la oportunidad para mandar una señal de estabilidad a los mercados”.

No obstante, el diputado panista Miguel Alonso Riggs Baeza, consideró que el discurso del Presidente fue “ por demás de sometimiento, falto de carácter; México ha sido enormemente maltratado por el presidente Trump. Se achicó ante un presidente que ha mostrado poca o nada de cortesía para con nuestro país, hasta parece que el discurso se lo hizo Trump.

Pilar Lozano MacDonald, de Movimiento Ciudadano, consideró las declaraciones de López Obrador estuvieron “fuera de lugar, porque es obvio que Trump no es más respetuoso. El Presidente hizo mal en meter esa frase, porque sí le ofreció una gran herramienta de campaña a Trump, porque ahora podrá decirle a los migrantes ‘aquí vino el Presidente de México y reconoció que yo los trato bien y los respeto’, es una frase que Andrés Manuel le regaló a Trump”.

VEN ASIMETRÍAS EN RELACION

Los medios de comunicación de EU destacaron poco la visita del Presidente de México a ese país, tanto en portales como en impresos.

The Wall Street Journal enfatizó en los temas de inseguridad que vive México; The New York Times publicó un artículo donde señaló que López Obrador buscaba armonía con Trump, pero logró una relación desigual y ha evitado enfrentarse al gobierno de Estados Unidos. The Washington Post difundió un análisis de Ishaan Tharoor bajo el título “Trump recibe al presidente de México, un aliado poco probable”.

Con información de Jorge Butrón, Antonio López, Otilia Carvajal y Sergio Ramírez