Inteligencia y un cable permitieron la captura de El Tio

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Gráfco Alfredo Peralta La Razón

Conocedor de que era perseguido, Dionisio Loya Plancarte, El Tío, uno de los líderes de Los Caballeros Templarios, construyó un “sótano de seguridad” en una casa que rentó hace seis meses para hacerla su madriguera.

La entrada, de 70 centímetros de alto por 50 de ancho, estaba en el clóset de una de las habitaciones de esta casa de dos pisos, ubicada en el número 124 de la calle Margarita Maza de Juárez, colonia Felicitas del Río, en Morelia.

Se trata de una colonia popular, a 20 minutos del centro de la ciudad, a espaldas del Zoológico y a unos pasos de la Ciudad Universitaria de la capital michoacana.

El acceso al escondite fue detectado cuando personal del Ejército —tras semanas de trabajo de inteligencia que incluyó análisis de declaraciones y rastreo de llamadas—, quitó los cajones del clóset.

Ahí hallaron un cable con un interruptor. Ésa fue la clave que los llevó a una zona más amplia, de tres metros de largo por 1.50 de alto. Se trata de un espacio que daba hacia la escalera del inmueble.

Eran las 05:00 del pasado lunes. Cuando el personal de élite del Ejército ingresó con todo sigilo a la propiedad, esto tras confirmar que se trataba del inmueble que tenían como objetivo.

Luego de revisarlo, no encontraron a nadie, aparentemente estaba vacío.

Sin embargo, hallaron rastros de que hacía no mucho tiempo alguien había estado en dicha propiedad. Por lo que iniciaron una revisión minuciosa. Habitación por habitación, rincón por rincón.

Se trata de una casa de dos pisos, cuya fachada color melón está marcada con un símbolo: “FM”.

El portón de metal es café, de doble hoja. A simple vista se aprecia un amplio patio en el cual caben varios vehículos.

Ahí quedó una camioneta Toyota Tacoma, PreRunner, color gris oscuro con placa de circulación NN-97-255, que de acuerdo con los vecinos la habían visto entrar la noche anterior.

“La traía un chamaco”, dijeron. Desde la puerta se aprecia la construcción de dos niveles, pintada de color amarillo. Una reja y un pequeño descanso.

Apenas en mayo pasado la empresa “Cielo Bienes Raíces”, que en Internet se anuncia con varios domicilios y un solo teléfono —el cual nunca contestaron ayer a las llamadas de La Razón—, tenía esa propiedad en renta. El anuncio publicado en una página de clasificados indica que el costo de la renta era de 12 mil pesos mensuales; y dice que el inmueble consta de 112 metros cuadrados construidos, 10 años de antigüedad, dos niveles, cinco recamaras y dos baños.

“Planta baja: salón de fiestas amplio, con dos medios baños. Planta alta: 2 departamentos independientes uno de otro. El primero cuenta con sala, comedor, cocina, dos recámaras, baño completo. El segundo cuenta con sala, comedor, cocina, tres recámaras, baño completo”, explica el anuncio publicado el 13 de mayo de 2013.

Ahí fue localizado, cerca de las 05:30 horas, el escondite de El Tío, de 60 años y originario de Apatzingán, era acompañado por un joven quien dijo tener 16 años.

Ninguno opuso resistencia. Los militares no necesitaron hacer un solo disparo para lograr su aprehensión.

Estrategia de EPN da resultados, dice Vallejo

El gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, criticó que el ex presidente Felipe Calderón no haya escuchado sus demandas en seguridad.

“La Solicitud la hicimos desde la administración pasada, donde nos oían pero no nos escuchaban; sólo venían a realizar acciones unilaterales”, escribió en Twitter.

Destacó que con la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, las acciones para recuperar la paz en la entidad están funcionando, porque ahora sí el Gobierno Federal está escuchando.

“Hoy la realidad de Michoacán esta (sic) cambiando. Con el apoyo del @gobrep estamos generando condiciones para regresar la paz y la tranquilidad”, dijo.