Les falle: German Martinez

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Elena Michel y Carina García

En el último día al frente del PAN, Germán Martínez Cázares rindió un informe ante el Consejo Nacional sobre la derrota electoral del partido el 5 de julio, en el que admitió “les fallé”.

Martínez Cázares pidió a los consejeros no anular su voto por “revanchismos y mezquindades”, misma frase que utilizó el ex presidente nacional del PAN y ahora principal opositor de la candidatura única de César Nava, Manuel Espino Barrientos.

En momentos enojado por la división interna y en otros a punto de la lágrima, Martínez Cázares recriminó a sus compañeros de partido que se haya perdido la camadería castrense, que dio origen al PAN.

Martínez Cázares refrendó su apoyo incondicional al presidente Calderón Hinojosa y, por ello, defendió la relación estrecha del blanquiazul con el gobierno federal:

“El partido debe relacionarse sin confusión con sus victorias políticas”, sentenció.

Sin embargo, aseguró que no existe subordinación de los albicelestes a los dictados de la Presidencia de la República y que la legitimidad de sus procesos internos deviene de la capacidad de análisis y libertad de los órganos directivos y los estatutos del PAN.

“No somos un partido ni de apellidos ni de caudillos”, argumentó frente al presidente Felipe Calderón Hinojosa y otros 342 consejeros nacionales.

Aprovechó para referirse a las causas externas de la derrota electoral, entre las que mencionó dos: la crisis económica mundial y la actuación de los gobiernos priístas, a los que responsabilizó de utilizar tiempos, medios y recursos de sus estados para favorecer a los candidatos del tricolor.

“En el Estado de México, sin descuidar nuestra causas internas que son muchas y graves, parte de la causa de nuestra derrota está en el dinero sin control de ese gobernador que tiene la idea del país del tamaño de un anuncio de televisión”, ironizó con referencia a Enrique Peña Nieto.

vms