Jueves 22.10.2020 - 09:56

Luján rechaza perseguir dinero de Morena; Polevnsky, sin legitimidad, dice

Luján rechaza perseguir dinero de Morena; Polevnsky, sin legitimidad, dice
Por:

Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional de Morena y aspirante a la dirigencia nacional, rechazó que sus intereses estén centrados en los recursos del partido, como afirma Yeidckol Polevnsky, secretaria general en funciones de presidenta. Inclusive apoyó la reducción de prerrogativas, pero aseguró que la decisión no puede ser “unilateral”.

“Mi trayectoria de 40 años en la lucha social y política por un cambio hablan de que nunca he estado por el dinero; no  he necesitado dinero en todo este tiempo para funcionar”, declaró Luján a La Razón al término de una conferencia en la que se reiteró la convocatoria al Congreso Nacional de Morena para el próximo 26 de enero.

Te puede interesar: La caravana embiste; GN muestra fuerza y contiene

“Estoy de acuerdo en que se reduzcan los recursos del partido por lo menos en 50 por ciento; en lo que no estoy de acuerdo es en que lo hiciera de manera unilateral y por el porcentaje, porque tenemos que ver las necesidades del partido”, agregó.

Asimismo, negó haber impugnado la donación de 75 por ciento de las prerrogativas que Polevnsky realizó al INE.

“No impugné para nada, me preguntaron y dije que ella tenía que consultar a otras instancias, no decidir todo ella, pero no he presentado ninguna impugnación ni la voy a presentar”, apuntó.

Respecto al Congreso, Luján comentó que cuenta con 67 por ciento de los consejos estatales y 56 por ciento de los consejeros nacionales, lo que da legalidad a la convocatoria. Afirmó que si bien se votará la permanencia de Polevnsky al frente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), también se respetará si los asistentes deciden ratificarla en el cargo: “eso le daría una legitimidad con la que en este momento no cuenta”.

La líder morenista dijo que, pese a las descalificaciones, no se entrampará en una confrontación que no abona al partido.

“Yo creo que la confrontación a ese nivel no le conviene a Morena, no es que yo no tenga argumentos que poner en la mesa, pero todavía estoy en la confianza de echar a andar al partido más allá de lo que ella (Yeidckol) piense de mí o yo de ella”, expresó.

Polevnsky declaró que la convocatoria al Congreso Nacional sólo puede ser emitida por el CEN; sin embargo, Luján aseveró que al tener el apoyo de las dos terceras partes de los consejos estatales, la convocatoria es legal.

“Contamos con un amplio respaldo de la militancia. Los congresos estatales pueden convocar al congreso si así lo pide la mayoría y queda demostrado que todos queremos acudir”, expresó.

Respecto a la forma en que se va a financiar la llegada de los congresistas de todas partes del país, explicó que no se realizará con recursos públicos: “Ella plantea que no hay apoyo para que los congresistas vengan al congreso, pero ustedes verán que vendrán con recursos propios”.

Aseguró que están blindados contra impugnaciones, pues “para respaldar este congreso podemos comprobar que convocaron 18 de 27 consejos estatales, son comprobables con actas, con firmas, entonces, cualquiera que quiera impugnar tendremos todo ese sustento legal para sostener el congreso”.

El dato: El Congreso Nacional extraordinario se llevará a cabo en la sala de armas de la Magdalena Mixhuca, el próximo domingo, a las 11:00 horas.

“CONVOCATORIA ES PATITO”. Alejandro Rojas Díaz-Durán, consejero de Morena y aspirante a la dirigencia nacional, señaló que el Congreso convocado por Luján no tiene validez porque la solicitud para celebrarlo debió ser dirigida al Comité Ejecutivo Nacional y tener la firma de Polevnsky “aunque no nos guste”.

Advirtió que todos los acuerdos que ahí se alcancen no tendrán validez jurídica, por lo que exhortó a que se convoque a todos los candidatos a la presidencia del partido para acordar un aspirante consensuado.

¿Qué dice el estatuto?

Artículo 34.- La autoridad superior de nuestro partido será el Congreso Nacional. Se reunirá de manera ordinaria cada tres años, al concluir los procesos electorales federales, y de manera extraordinaria, cuando lo soliciten por escrito la mayoría de los integrantes del Consejo Nacional, el Comité Ejecutivo Nacional o la tercera parte de los consejos estatales.