• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
respiradores artificiales
Foto: Captura de pantalla

A pesar de que el pico de contagios por Covid-19 se estima entre finales de mayo y principios de junio, la mayoría de ventiladores —que ayudarán a respirar a los pacientes en estado crítico—, llegará a los hospitales dos meses después, concretamente entre la última semana de julio y finales agosto, según el calendario programado por la Secretaría de Salud.

Para hacer frente a la epidemia por el nuevo coronavirus, el Gobierno federal implementó el Plan Abasto de Insumos COVID-19, el cual contempla la compra de dos mil 711 ventiladores, cuyas entregas serán espaciadas. Estos equipos se sumarán a los más de dos mil ventiladores que existen ya en el sector de salud pública. 

Te puede interesar: COVID-19 en México: casos por entidad y cronología del coronavirus

La Razón solicitó información, por medio del enlace de prensa a la Secretaría de Salud, respecto a por qué la mayoría de ventiladores llegará después del pico de contagios, pero al cierre de edición no obtuvo respuesta.

El pasado 18 de marzo, la dependencia informó que tenía dos mil 53 ventiladores, según su diagnóstico de existencia de equipos e insumos en Servicios Estatales de Salud. A esto se suman mil 500 dispositivos que están en inventario, pero que necesitan reparaciones mínimas, según dijo el subdirector ​​​​​​​de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

“Con la ayuda de ingenieros, ingenieras, de distintas instituciones académicas, también de la Marina, hoy empezó un proceso muy acelerado, más rápido de lo que pensábamos, de reparación de estos ventiladores; entonces, ha sido un respiro porque vamos a tener una dotación adicional”, dijo López-Gatell. 

Si todos los ventiladores llegan y/o son reparados, el sector de Salud Pública contará con un total de ocho mil 975 ventiladores. La pregunta es: ¿Es suficiente para atender esta epidemia en México? Según la metodología de la Secretaría de Salud, sí. 

Se espera que la COVID-19 tenga una tasa de ataque de 0.2 por ciento a nivel nacional, que representa más de 250 mil personas infectadas, y de este universo, se estima que 175 mil 459 pacientes requieran atención médica, y en total seis por ciento  necesite de terapia intensiva; es decir, 10 mil 528 personas.

Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, explicó que se espera que estos 10 mil 528 pacientes no lleguen de forma simultánea, de tal modo que con ello cada uno cuente con su ventilador y camilla.

“Tenemos suficientes camas y ventiladores para atenderlos, pero dependiendo de qué tanto de manera simultánea se presentan”, dijo López Ridaura.

Según lo programado, este martes fueron entregados los primeros 11 nuevos ventiladores, y se espera que 440 sean adquiridos en mayo, 160 en junio, lo que representa 600 equipos nuevos para la época de mayores contagios; mientras que para julio se esperan mil 20 y mil 80 entre agosto y septiembre; es decir, dos mil 100 dispositivos (77.4 por ciento de los considerados).

Así, el sector de Salud Pública en México tendrá casi nueve mil ventiladores, una cifra que no se compara con los más de 11 mill ventiladores con los que cuenta la cuidad de Nueva York, EU, que se convirtió en el epicentro de la pandemia, y cuyo gobernador, Andrew Cuomo, ha pedido más de 30 mil de estos equipos.


Compartir