Morena choca otra vez por control de Senado

Escala confrontación de Batres y Monreal
Por:

La determinación de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena que invalidó y ordenó reponer la elección interna para la Presidencia de la Mesa Directiva en el Senado, reavivó el choque por el control de este cargo entre el grupo de Martí Batres, aún titular, y el de Ricardo Monreal, líder de la bancada guinda.

Fue Batres Guadarrama quien dio a conocer el resolutivo de la instancia partidista, la cual consideró que hubo irregularidades y vicios en el proceso al permitir que votaran integrantes de la bancada del Partido Encuentro Social (PES). En respuesta, el también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) dijo respetar la resolución del órgano partidario, aunque la calificó de “endeble, desmedida y arbitraria”, además de que viola su derecho de audiencia, por lo que anunció que impugnará ante el Tribunal Electoral.

Asimismo, Martí declinó en conferencia volver a participar en la contienda porque, dijo, el resolutivo en sí mismo “constituye una victoria moral”, pues se trató de una batalla “por principios y no por cargos”. Lo anterior deja el camino libre a Mónica Fernández Balboa, quien resultó electa en el proceso impugnado y quien ayer, nuevamente recibió el respaldo de 44 de los 59 senadores morenistas.

“La resolución es desmedida, arbitraria, viola mi derecho de audiencia por algún propósito que no voy a investigar. No vamos a abonar a la división”

Ricardo Monreal

Líder de la bancada de Morena

Al resolver del expediente CNHJ-NAC-457/19, la CNHJ declaró que el proceso fue inválido e ilegal, pues tuvo irregularidades y faltó fundamento normativo y estatutario.

“Derivado de lo anterior, esta Comisión determina que debe reponerse todo el procedimiento a fin de que, en el ámbito de sus respectivas facultades y bajo los términos que, de manera fundada y motivada, determine la propia Coordinación del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado (…) y se convoque a un nuevo proceso electivo”, estableció.

Al respecto, Batres —quien interpuso la queja— aseguró: “Estoy contento y me quedo con la resolución de la Comisión; esta es una batalla por principios y no por cargos; además, mientras exista el actual tipo de conducción en el actual grupo parlamentario no habrá garantía de parcialidad en los procesos internos”.

Posteriormente, Monreal —quien estuvo acompañado de un numeroso grupo de senadores— informó que mediante una carta dirigida a él, 44 compañeros de su bancada ratificaron su apoyo a Mónica Fernández. No obstante, personajes como Malú Micher, Citlalli Hernández, Antares Vázquez y José Luis Pech expresaron su molestia al coordinador de la bancada.

Mientras se desarrollaba la plenaria del partido fueron llamados uno a uno los senadores para respaldar la misiva, la cual señala que Fernández “es un perfil idóneo y comprometido con la transformación del país, aunado a ello, con dicha designación somos congruentes con el principio de paridad de género que hemos impulsado a través de diversas reformas.

“Consideramos importante hacer este pronunciamiento a la luz de la resolución de la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena cuya legalidad es indiscutible”, concluye el documento.

“He triunfado moralmente y he demostrado que tengo la razón jurídica; sin embargo, no participaré en un nuevo proceso interno; mi batalla no es por un cargo como un fin en sí mismo”

Martí Batres

Presidente de la Mesa Directiva

Monreal explicó que la CNHJ le notificó este jueves la resolución y dio un plazo de cinco días para contestar en su carácter de demandado, expresar sus argumentos y desahogar el derecho de audiencia, cuyo plazo vence el 2 de septiembre.

“No entiendo por qué la precipitación de una resolución donde no se me ha escuchado en el juicio, no se me ha concedido el derecho de audiencia”, insistió.

“Nosotros no vamos abonar más a la división, aquí estamos, no queremos abonar a la división”, aunque fue notoria la ausencia de Martí Batres.

Al menos 15 senadores que simpatizan con Batres, de manera paralela firmaron otra carta en la que pidieron la remoción de Monreal como su coordinador.

Por separado, la tabasqueña Mónica Fernández dijo que todavía no se ve en la Presidencia de la Mesa Directiva, ni tampoco tiene un estimado de los legisladores que apoyarían su candidatura: “Yo soy muy respetuosa de todos los tiempos”.

Con información de Frida Sánchez

Te puede interesar: