Padre e hijo mueren al caer en socavón en Cuernavaca

Padre e hijo  mueren al caer en socavón en Cuernavaca
Por:
  • fernando_nava

Un socavón de 5 metros de profundidad y 11 de diámetro se abrió al paso de un automóvil que circulaba la madrugada de ayer por el Paso Express de Cuernavaca, Morelos, tragándoselo por completo. Y pese a los esfuerzos de más de 10 horas de los equipos de emergencia para tratar de salvar a sus dos ocupantes, éstos perdieron la vida.

Los hechos se registraron alrededor de las 05:30 horas de ayer, cuando un automóvil tipo Jetta se hundió en una zanja registrada en el kilómetro 93+600 de la citada vía, a la altura de la colonia Chipitlán, en el Puente Palmira, en dirección norte-sur (Cuernavaca-México).

De inmediato, equipos de rescate llegaron al lugar para intentar rescatar con vida a los ocupantes del vehículo, identificados como Juan Mena Romero, de 33 años, y su padre, Juan Mena Ruíz, de 65 años, vecinos de la comunidad El Capiri, del municipio Emiliano Zapata.

Sin embargo, la maniobra se complicó debido a que, por el peso del auto y lo reblandecido de la tierra, se registraron nuevos desgajamientos, que hundieron más el vehículo y abrieron el socavón.

Fue alrededor de las 15:30 horas, luego de que se rescató el vehículo, que se confirmó la muerte de los dos ocupantes de la unidad.

En el lugar de los hechos, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruíz Esparza, informó que la oquedad se formó por una falla en el drenaje que cruza el Paso Express y el reblandecimiento del suelo.

“La afectación fue ocasionada por la erosión de una alcantarilla afectada por el exceso de basura, acumulación extraordinaria de agua provocada por las intensas lluvias y la deforestación del área derivada del crecimiento de la zona urbana. La alcantarilla y drenaje cruzan a más de 15 metros de profundidad por debajo de la autopista y no forma parte de los trabajos realizados para la construcción del Paso Express”, añadió la SCT.

En entrevista con La Razón, el delegado municipal, Sergio Marín, acusó que el 3 de julio se alertó a la SCT sobre un reblandecimiento de la vía, y el martes se inyectó cemento hidráulico para evitarlo, por lo que, a su decir, dicho mantenimiento provocó el colapso carretero.

Por otra parte, el gobierno de Morelos indicó que desde abril pasado, pidió a la delegación de la SCT Morelos atender los puntos que ya habían sido identificados por medio de recorridos en la zona.

Ruiz Esparza aseguró que se indeminizará a los familiares de las víctimas y se deslindarán responsabilidades por los daños provocados por el socavón en esta vialidad que fue inaugurada hace tres meses y estuvo a cargo de la empresa Aldesa.