Pega pandemia en IMSS también a pacientes no Covid

Van 730 menores infectados por el coronavirus
Por:

Dada la emergencia sanitaria por Covid-19, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) suspendió tratamiento a decenas de derechohabientes sin previo aviso, poniendo en riesgo a las personas que requieren de estudios, análisis u operaciones hasta que la pandemia termine y reciban nuevamente al público en general.

Además, personal médico ha obligado a las personas a firmar cartas responsivas para deslindarse de contagios, en caso que se presenten durante su estancia en los hospitales.

Te puede interesar: AMLO ofrece disculpas a médicos, afirma que adversarios tergiversaron

La noche del pasado martes, Lizbeth Quiroz López, de 21 años, acudió al Hospital 197 del IMSS —que atiende a pacientes con Covid-19— porque ya había iniciado su labor de parto.

Pero para ser atendida le pidieron a sus familiares firmar un documento que establecía que el nosocomio no se hacía responsable si durante su estancia se contagiaba de coronavirus. A la joven ya se le había roto la fuente, así que su esposo no tuvo más opción que rubricar la responsiva.

“Sí, estoy en riesgo, y no hay manera que me atiendan hasta que se termine la pandemia. La solución que me dieron es que me haga pruebas en un hospital privado”

Raymundo Vázquez

Derechohabiente del IMSS

Le comentaron que este no era un hospital Covid-19 y que sólo era un protocolo porque el riesgo de contagio puede ser en cualquier parte; sin embargo, éste se encuentra en la lista de nosocomios dedicados a atender casos de coronavirus.

“Piden firmar un papel de que ellos no se hacen responsables del contagio. La persona que nos atendió me dijo ‘aquí no es un hospital Covid-19, pero se puede contagiar, como se puede ocurrir en su casa o en la calle’”, contó a La Razón Jaqueline Ortiz, quien es suegra de la joven afectada.

Al consultar con el IMSS, la institución refirió que no tenía conocimiento de las cartas responsivas que presuntamente se habían distribuido, por lo que aseguró que es falsa cualquier tipo de acción parecida.

En otro caso, a Raymundo Vázquez, paciente con hipertensión, asma e insuficiencia renal le fue suspendido un tratamiento donde se le detectarían problemas de la tiroides, debido a que en la clínica 22, en Tecámac ya no lo quisieron atender hasta dentro de tres meses.

“Piden firmar un papel de que ellos no se hacen responsables del contagio. Me dijeron ‘aquí no es hospital Covid, pero se puede contagiar, como en la calle’”

Jaqueline Ortiz

Suegra de paciente del IMSS

“Sí, estoy en riesgo, y no hay manera que me atiendan hasta que se termine la pandemia; sólo me dieron tratamiento por tres meses y la solución que me dieron es que me haga pruebas en un hospital privado o compre el tratamiento en una farmacia”, refirió.

A principios de marzo, a Mónica Bonilla le tocó llevar a su padre, Luis Eduardo, a La Raza para que le hicieran estudios nucleares para descartar que sus arterias estuvieran tapadas, pues cuatro años atrás tuvo un infarto.

Pero a pesar de estar hospitalizado dos semanas, lo dieron de alta sin previo aviso y por temor de contagio por Covid-19; sin embargo, requiere de un cateterismo urgente para evitar un nuevo infarto, pero no lo pueden realizar por un posible contagio cuando vaya.

“Le puede dar un infarto en cualquier momento y puede fallecer, pero no lo atienden y existe el riesgo de que vayamos y se contagie de Covid”, señaló.

El dato: Según el sitio web del GCDMX, sólo el Hospital de Pediatría en el Centro Médico Siglo XXI tiene disponibilidad para recibir pacientes.

Con información de Jorge Butrón