Viernes 23.10.2020 - 03:36

Perfilan expertos estancamiento en el conflicto México-Bolivia

Perfilan expertos estancamiento en el conflicto México-Bolivia
Por:

El conflicto entre México y Bolivia tiene altas posibilidades de desinflarse en los próximos días, previeron internacionalistas, toda vez que, explicaron, la presidenta interina de ese país, Jeanine Áñez, lo utilizó para fines electorales y con miras a que la comunidad internacional acepte el que ha sido considerado un “gobierno de facto”.

De este modo, a pesar de que existe una amenaza de una posible ruptura de relaciones entre ambas naciones, los expertos señalaron que el distanciamiento no escalará de ninguna manera, sino que se estancará hasta que el país sudamericano llame a nuevas elecciones y comience una etapa de diálogo con un gobierno reconocido a nivel internacional.

Te puede interesar: EZLN reitera oposición a megaproyectos de AMLO en su 26 aniversario

Fausto Pretelin, analista internacional, explicó a La Razón que las autoridades en Bolivia confundieron el asilo que México le dio a Evo Morales con un problema interno que se generó por un fraude electoral y un Estado que se quedó en crisis.

“Yo diría que se va a estancar, no sé si va a escalar, pero al menos México no va a expulsar a ningún funcionario boliviano, ya que todos los diplomáticos que se encuentran en el país fueron nombrados por Evo Morales”, detalló.

“Yo diría que se va a estancar, no sé si va a escalar, pero al menos México no va a expulsar a ningún funcionario boliviano, ya que todos los diplomáticos que se encuentran en el país fueron nombrados por Evo Morales”

Fausto Pretelin

Analista internacional

El experto señaló que el hecho de que el Gobierno federal no reconozca a Áñez como presidenta tensó la relación, la cual no se modificará hasta que se normalice el escenario democrático.

“A Bolivia le interesa que salgan los funcionarios y México no lo permitirá. Lo que sucedió fue algo muy riesgoso y así se va a quedar hasta que haya un nuevo gobierno”, reiteró.

Por su parte, Héctor Lerin Rueda, excónsul de México en Puerto Rico, destacó que es evidente que puede haber un rompimiento en las relaciones, pero de parte de Bolivia y no de México, ya que la administración actual está enojada por el apoyo que se le dio a Evo Morales, aunque sólo se cumpliera con las leyes internacionales.

“España ha intentado mediar, pero los bolivianos que no conocen de derecho internacional cometieron un error al expulsar a sus diplomáticos y ahora se pueden meter en problemas con la Unión Europea”

Héctor Lerin Rueda

Excónsul de México en Puerto Rico

“Que expulsen a la embajadora no implica que se rompan las relaciones; sin embargo, se debe privilegiar el diálogo, incluso con ayuda de un tercer país que ayude a mediar. España ha intentado mediar, pero los bolivianos que no conocen de derecho internacional cometieron un error al expulsar a sus diplomáticos y ahora se pueden meter en problemas con la Unión Europea”, asevero.

El también profesor de la UNAM señaló que al no conocer de derecho internacional, las autoridades bolivianas incurren en violaciones a los tratados diplomáticos y, por ende, pueden meterse en problemas.

En tanto, Luis Huacuja, internacionalista de la UNAM, precisó que no es del interés del Gobierno mexicano que el conflicto aumente, pues no hay reciprocidad, como la hubo en el caso de España.

“La relación con Bolivia es marginal, ya que no es un socio comercial, político o de peso en la región, pero realmente ha escalado el conflicto de una manera desordenada y exagerada”

Luis Huacuja

Internacionalista de la UNAM

Además, afirmó que la relación con Bolivia es marginal, ya que no es un socio comercial, político o de peso en la región. “Pero realmente ha escalado el conflicto de una manera desordenada y exagerada”.

El especialista sostuvo que el gobierno interino de Áñez debería limitarse a convocar las elecciones, pues ése es su único objetivo; sin embargo, se está metiendo en problemas con temas de política exterior que no le competen

Guillermo Fernández Ampié, doctor en estudios Latinoamericanos por la UNAM, aseguró que la presidenta interina busca legitimidad en su gobierno, luego de que la manera en la que llegó ha sido ampliamente criticada y rechazada por diversos gobiernos.

Tras la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, la senadora Jeanine Áñez se proclamó presidenta interina en una sesión legislativa que no contaba con quorum de reglamento en ninguna de sus cámaras, alegando “la necesidad de crear un clima de paz social” en el país.

La exlegisladora, de tendencia derechista, se mantendría en el poder hasta que se convocaran nuevas elecciones, para lo cual tendrían hasta el 6 de enero. Sin embargo, durante estos  casi dos meses, su gestión ha estado marcada por la tensión con México, el primer país en asilar a Morales y cuyos funcionarios afines permanecen refugiados en la residencia de la embajadora por no tener permiso de abandonar la nación.

Ratifican amistad con España y nuestro país

El viceministro de Seguridad Ciudadana de Bolivia, Wilson Santamaría, aseguró que el gobierno encabezado por Jeanine Áñez respeta las relaciones con México y España.

“El Gobierno tiene claro que los lazos de amistad con México y España son inquebrantables, son pueblos con quienes mantenemos alianzas, especialmente España en materia social, educación, salud y varios otros programas que no se verán afectados”, declaró.

Esto luego de que Bolivia declarara personas non gratas a la embajadora mexicana en La Paz, María Teresa Mercado, y al cónsul español, Álvaro Fernández, debido a que una delegación ibérica acudió a la residencia de la diplomática con hombres encapuchados y armados.

Al respecto, la canciller boliviana, Karen Longaric, informó que su homóloga española, Margarita Robles, le aseveró que su país no tenía conocimiento de la participación de los funcionarios en el operativo que, según la nación sudamericana, tenía el propósito de sacar a los asilados en la residencia de Mercado, quienes son aliados del expresidente Evo Morales.