Pide Obispo respeto a culto

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Redacción La Razón

Miguel Patiño Velázquez, obispo de Apatzingán, aceptó las disculpas que ofreció la Secretaría de Seguridad Pública federal por el operativo realizado al interior del templo del Perpetuo Socorro el fin de semana pasado, pero exigió que las autoridades respeten la dignidad, los derechos y la libertad de los ciudadanos para evitar sufrimientos innecesarios e injustos.

En el documento difundido por la Conferencia del Episcopado Mexicano, el obispo reiteró su más enérgica protesta por los “abusos cometidos” en dicha acción policiaca y consideró conveniente que la ciudadanía no llegue a sentir que es peor el remedio que la enfermedad.

“No queremos que la imagen de las autoridades gubernamentales se deteriore, ni mucho menos que su credibilidad se debilite, pues es precisamente en el descrédito del gobierno civil en el que algunos grupos del crimen organizado pretenden legitimar sus actividades”, señaló.

Asimismo, expresó su reconocimiento y apoyo al esfuerzo que el gobierno y las fuerzas del orden público realizan para llevar al pueblo la tranquilidad y la seguridad perdidas, por lo que subrayó “aceptamos sus disculpas”.

El obispo de Apatzingán destacó que el pueblo desea una policía eficiente, pero también con capacidad para cumplir bien su función, lo cual implica la necesidad de respetar y salvaguardar el trato justo y los derechos de todos.

Finalmente informó que a ocho días de esos acontecimientos se realizará el domingo de las 19:00 a 02:00 horas (tiempo que duró el operativo) en el templo del Perpetuo Socorro “la adoración al Santísimo Sacramento”, a fin de pedir a Dios por la paz.

Patiño expresó su reconocimiento y apoyo al gobierno y las instancias encargadas de la seguridad pública para garantizar la tranquilidad y seguridad perdidas.

”Aceptamos sus disculpas, pero exigimos como ciudadanos y como pastores, que en la planeación y realización de sus operativos, las fuerzas policiacas respeten la dignidad, los derechos y la libertad de las personas, y que tengan cuidado de no agraviar más la sensibilidad religiosa de este pueblo que en su fe, en su culto y sobre todo en la celebración de la Santa Misa, en sus templos, encuentran un tiempo y un espacio de seguridad, esperanza y paz”, dijo

asc