Sandoval: el gobierno impone las bodas gay

Sandoval: el gobierno impone las bodas gay
Por:

El arzobispo emérito de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, dijo que el Gobierno de México utiliza estrategias “dictatoriales” para que se aprueben las iniciativas de los matrimonios igualitarios, para que se despenalice el aborto en toda la República y “para sortear el problema que le representa su impulso, obliga a los congresos de los estados a adoptarlas”.

En un mensaje que se publicó en el semanario Desde la Fe, aseveró: “se está obligando a los estados de la República a que tomen la delantera legislando sobre la despenalización del aborto y aprobando el llamado ‘matrimonio igualitario’, a fin de que la aprobación de estas medidas sea un mero trámite”.

Sandoval Íñiguez se dirigió a los políticos y legisladores, a quienes externó que “todos los funcionarios de gobierno que sean creyentes en Cristo, católicos o no católicos, tienen el deber de obrar conforme a su fe, pues la fe que salva va acompañada de obras”.

“Esta es una obra grande, la de alinearse con Dios creador y defender la familia natural, integrada por un hombre y una mujer, como Dios la hizo”, aseveró.

Asimismo, los instó a no claudicar ni votar por iniciativas que “dañan la moral natural”, al tiempo que recalcó: “recordemos siempre que habrá un juicio de Dios”.

Al referirse a familias y sociedad en general, les pidió “actuar de acuerdo con las normas de Dios y oponerse a iniciativas que pretenden dañar a la familia y atentan contra la vida”.

Aseguró que “las cúpulas de poder mundial están obligando a los países a que las adopten”.

El purpurado defendió su argumento de “proteger la vida como derecho fundamental del ser humano” y enfatizó que “independientemente de que se aprueben o no dichas iniciativas emanadas del Gobierno, los padres de familia tienen la obligación de educar a sus hijos y luchar por ese derecho que se les pretende arrebatar a través de la llamada ideología de género, con la que se intenta despojarlos de su autoridad de padres”.

Al dirigirse a la sociedad, aseguró que “la gran mayoría de los ciudadanos piensan correctamente y reprueban dichos excesos del Gobierno”.

“No se debe obedecer a imposiciones del ‘gobierno del mundo’. Nadie puede quedar pasivo, pues todo ciudadano tiene la obligación de ayudar, de reclamar la libertad y la democracia frente a un gobierno dictatorial”, apuntó.

Exigió a obispos y sacerdotes “practicar el profetismo de Cristo que los obliga a anunciar incansablemente el Evangelio, por lo que tienen el deber de enseñar a sus comunidades y alertarlas de los peligros de encabezar una lucha”.

“No sabemos si la vamos a ganar, pero al final la victoria será nuestra porque Dios está de nuestra parte”, señaló.

En Puente Grande hacen primera unión de varones

Redacción La Razón

El Centro de Readaptación Social de Puente Grande de Jalisco fue la sede del primer matrimonio igualitario entre hombres, el recluso Óscar Arturo Juárez Molina y su pareja Álvaro Gómez García. El matrimonio por el civil se celebró en un área contigua a la terraza conocida como Hortalizas.

La pareja se dio el sí ante el oficial del Registro Civil número 2 del municipio de Tonalá, Rubén Toscano Huerta. Con esto se convierten en la primera de varones en casarse dentro de un Centro de Readaptación, después de que hace seis meses se aprobó el matrimonio igualitario en Jalisco. La primera pareja es la de Ribón y Liz, dos mujeres que contrajeron matrimonio el pasado 16 de julio.

Álvaro esperaba ya en el jardín y aunque lamentaba no poder vestir de blanco, también aprovechaba el retraso del novio y el juez para dar un último vistazo a la decoración que él mismo había hecho.

El momento llegó, Rubén, que ahora sólo cuenta los meses para dejar el Centro de Readaptación después de haber sido sentenciado a ocho años acusado de robo, camina ataviado con camisa y pantalón blanco, cubierto por un saco negro.

Entre amigos y familiares, los testigos sumaban alrededor de medio centenar. Pero a la distancia también se hacían partícipes los reclusos, desde su encierro observaban lo acontecido en la terraza, inclusive algunos se acercaron para felicitar a la nueva pareja.

Ellos decidieron casarse por bienes separados y Óscar recordó: “nos conocimos en una fiesta en la playa y desde hace 10 años andamos juntos”.