Advierte EU división entre los antichavistas

Advierte EU división entre los antichavistas
Por:

En declaraciones que no debieron salir a la luz pública, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, admitió que hay serias dificultades para mantener unida a la oposición venezolana y que, por ende, cuando Nicolás Maduro abandone la presidencia, más de 40 opositores están listos para luchar por el poder.

“Nuestro dilema, que ha sido mantener unida a la oposición, ha resultado ser tremendamente difícil“, reconoció Pompeo, según se consigna en un artículo publicado ayer por The Washington Post, que accedió a un audio de una sesión privada del secretario de Estado en Nueva York.

De acuerdo con las grabaciones, Pompeo agregó que “en el momento en que Maduro se vaya, todo el mundo va a levantar la mano y decir: ‘Elígeme a mí, yo soy el próximo presidente de Venezuela’. Serían más de 40 personas las que creen que son el legítimo heredero de Maduro”.

Según el Post, el encargado de la política exterior estadounidense habría asegurado que la postura del gobierno de Donald Trump es que sean los venezolanos quienes elijan a sus dirigentes y que Venezuela debe ser un país en democracia.

Al cierre de la edición, ni Pompeo ni ningún funcionario del Departamento de Estado negaron la información. La filtración llega en un momento en el que miembros de la oposición y representantes del chavismo mantienen conversaciones a puerta cerrada con la ayuda de la diplomacia noruega, en Oslo.

Respecto a estas negociaciones, la Casa Blanca ha dicho que espera que las partes comiencen a tratar las condiciones de salida de Nicolás Maduro, que den pie a un proceso de elecciones libres, para transitar hacia la democracia.

Con esta postura chocan los gobiernos de la Unión Europea, quienes, en el nombre de una solución más flexible, se han mostrado dispuestos a aceptar que el propio Nicolás Maduro, con el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), participe en un eventual proceso electoral, arbitrado por organismos internacionales.

Mientras tanto, los líderes de Rusia y China, Vladimir Putin y Xi Jiping, respectivamente, grandes aliados de Nicolás Maduro, hicieron un llamado al diálogo político para solventar la crisis en Venezuela y rechazaron una posible intervención militar contra el actual gobierno.

La declaración conjunta emitida ayer entre los presidentes en Moscú llama a todas las partes implicadas en el conflicto venezolano a “apoyar una solución pacífica a los problemas en el país por medio de un diálogo político inclusivo”.

Asimismo, acotaron que siguen “atentamente el desarrollo de los acontecimientos en Venezuela y llamamos a todas las partes a cumplir con la Carta de la ONU, así como las normas del derecho internacional y relaciones entre Estados”.

En la rueda de prensa ofrecida tras la reunión con Xi, Putin afirmó que ambos países “se pronuncian a favor de la estabilización de la situación en Venezuela”.

Por otra parte, Putin y Xi expresaron su intención de mantener consultas sobre América Latina y de reforzar los contactos y la interacción para profundizar las relaciones con los países de la región.

En caso de una eventual intervención militar de Estados Unidos en Caracas, la suma del equipo bélico de los principales aliados del chavismo, Rusia y China, podría superar las fuerzas estadounidenses, que, si bien gozan de una fuerte presencia en América del Sur, cederían ante el número de efectivos de Moscú y Pekín, que no han mostrado ninún signo de flexibilidad para retirar su apoyo al que Washington considera “un régimen ilegítimo y usurpador”.

Te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/mundo/corte-de-estados-unidos-presentan-lider-la-luz-del-mundo-naason-joaquin-garcia-pornografia-infantil-violacion-forzosa-fianza-de-25-millones/

http://www.3.80.3.65/mundo/fijan-en-50-mdd-fianza-para-naason-joaquin-garcia/