Martes 24.11.2020 - 23:34

Elecciones USA 2020

Ahora la ONU felicita a Biden; AMLO reitera: ¿cuál es la prisa?

António Guterres saluda “vibrante ejercicio de democracia”; fiscal Barr autoriza indagar presuntas irregularidades; López Obrador señala que hay buena relación con Trump y no se tiene nada en contra del posible presidente electo

Departamento justicia-barr
El secretario de Justicia William BarrFoto: AP,
Por:

En lo que supone la medida más contundente del presidente Donald Trump para impugnar los resultados electorales que marcan su derrota frente a Joe Biden, el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, uno de los funcionarios más leales al magnate, autorizó investigar “acusaciones sustanciales de irregularidades en la elección presidencial de 2020.

La orden de Barr a los fiscales federales, en la que abordó por primera vez las repetidas e infundadas afirmaciones de Trump sobre un supuesto fraude electoral, se produjo después de que el fiscal se reuniera con el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, quien declaró ayer que el presidente en funciones está en su derecho de investigar los cargos de “irregularidades” en las elecciones de la semana pasada.

“Le autorizo a perseguir acusaciones sustanciales de votaciones y irregularidades en la tabulación de votos antes de la certificación de elecciones en sus jurisdicciones en ciertos casos, como ya lo he hecho en instancias específicas ”, escribió William Barr en una carta formal, que también envió a agentes del FBI.

Pese a que un gran consenso nacional —que incluye a la líder del Congreso, Nancy Pelosi; los medios de comunicación, incluso algunos republicanos prominentes, como el expresidente George W. Bush— acepta y reconoce el triunfo del demócrata Joe Biden, el hecho de que tanto la Fiscalía General y el Senado de Estados Unidos respalden la intención de Trump de impugnar los resultados, complica el cambio de administración.

Esta situación también se hace patente en términos logísticos, pues la administración Trump no ha liberado los recursos que necesita el equipo Biden para iniciar el proceso de transferencia de poder.

La Administración de Servicios Generales de EU, a cargo de los edificios del gobierno, tiene un papel poco conocido cuando se elige a un nuevo presidente: autorizar millones de dólares y dar espacio de oficina para los equipos de transición.

Pero cuatro días después de que los medios proyectaran a Joe Biden como virtual ganador, la administradora Emily Murphy no ha autorizado nada y no tiene planes inmediatos de hacerlo, cuando Trump aún no concede la victoria.

Esto podría conducir al primer retraso de transición en la historia moderna del país, con excepción del año 2000, cuando la Suprema Corte de Justicia decidió una disputa de recuento entre el demócrata Al Gore y el republicano George W. Bush.

NACIONES UNIDAS LEGITIMA EL CAMBIO DE PODER

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, se unió ayer al concierto de líderes mundiales que felicitó al presidente electo Joe Biden y a la vicepresidenta electa Kamala Harris, por su victoria, en un mensaje que destacó la relación crítica entre el organismo y Estados Unidos.

“Felicito al presidente electo y a la vicepresidenta electa y reafirmo que la asociación entre Estados Unidos y las Naciones Unidas es un pilar esencial de la cooperación internacional necesaria para abordar los dramáticos desafíos que enfrenta el mundo hoy”, dijo Guterres.

El titular de la ONU, quien asumió el cargo tres semanas antes que Trump, en enero de 2016, ha trabajado arduamente para administrar difíciles relaciones con el líder del país donante más grande de las Naciones Unidas.

Desde el principio, Trump siguió su agenda de “Estados Unidos primero”, que alejó a Washington de un camino multilateral a uno más aislacionista. También recortó cientos de millones de dólares en fondos para agencias de la ONU, entre ellas, el Organismo de Obras Públicas y Socorro (OOPS), que asiste unos 5.7 millones de refugiados palestinos.

“Los actos de vandalismo diplomático de Trump en la ONU dejaron a los diplomáticos y líderes extranjeros perplejos y exhaustos”, dijo Richard Gowan, director de la ONU para International Crisis Group.

Y BARAJA LA POSIBILIDAD DE CANDIDATEARSE EN 2024

Varios medios de comunicación estadounidenses revelaron que Trump ya está en pláticas con sus asesores sobre postularse para presidente en 2024, si se oficializa su derrota.

El exjefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, dijo que espera “absolutamente” que Trump se postule nuevamente.

Mulvaney, quien ahora se desempeña como enviado especial para Irlanda del Norte, hizo votos por ver a Trump de nuevo en la competencia. “Yo esperaría que el presidente se mantuviera involucrado en la política de EU, yo lo pondría en la lista de personas que probablemente se postularán en 2024”.

Si Trump asume esta opción, Biden tendría a un activista político crítico de su gobierno reagrupándose para una revancha dentro de cuatro años, cuando el demócrata tenga 81 años y el magnate 78.

JVR