Avionazo pone a Indonesia como el peor país para volar

Avionazo pone a Indonesia como el peor país para volar
Por:

Apenas un mes después de que un terremoto y un tsunami dejaran más de mil 500 muertos en la isla de Célebes, un avión de la compañía Lion Air se estrelló en el mar de Java con 189 personas a bordo. Horas después del siniestro, la Agencia Nacional de Rescate (Basarnas) publicó imágenes de varias bolsas con restos de los primeros cadáveres hallados en la zona del accidente, lo que alejó las esperanzas de encontrar algún sobreviviente.

“Sólo podía esperarse un milagro·, anticipó un portavoz de Basarnas, Nugroho Budi Wriyanto, cuando aún no se había hallado ningún cadáver. En Twitter, el portavoz de los equipos de emergencia, Sutopo Purwo Nugroho, mostró los primeros escombros hallados: partes del fuselaje, asientos del interior y artículos personales de las víctimas, entre otros objetos. Los equipos aún se afanan en buscar la caja negra del aparato para que ayude a determinar la causa del accidente que evidencia a Indonesia como el peor país para volar.

Ayer, minutos después de dejar la capital de Indonesia, la aeronave se estrelló en el mar, la nula esperanza de hallar algún sobreviviente no es gratuita, el incidente asesta un duro golpe en el historial de seguridad de la aviación del país.

La agencia nacional de búsqueda y rescate reveló que los restos humanos han sido recuperados en el área del accidente.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, ordenó a la comisión de seguridad a investigar el incidente, mientras que un funcionario del transporte aéreo, Novie Riyanto, aseguró que el vuelo había sido autorizado para regresar a Yakarta y que el piloto tuvo una petición de “volver a la base” dos o tres minutos después de su despegue.

El presidente y director de Lion Air, Edward Sirait, dijo que el avión tuvo un problema técnico en su vuelo anterior, de Bali en Yacarta, pero había sido remediado plenamente.

Aeronáutica en crisis

Indonesia triplica la tasa promedio mundial de accidentes con aviones

Al país le faltan pilotos certificados, personal de tierra y controladores aéreos.

El equipo y los aviones a menudo son anticuados o no funcionan.

Muchos de sus 296 aeropuertos están en pobres condiciones o tienen pistas de aterrizaje demasiado cortas.

El terreno de 17 mil islas, salpicado de volcanes, le da una de las condiciones de vuelo más peligrosas en el orbe.

Cuando ocurre un accidente fatal, la culpa suele recaer en los pilotos, después de verificar las cajas negras.