En Brasil, partido de Bolsonaro pide conteo paralelo para evitar fraude

En Brasil, partido de Bolsonaro pide conteo paralelo para evitar fraude
Por:

El Partido Social Liberal (PSL) de Brasil, cuyo candidato Jair Bolsonaro lidera las encuestas para las elecciones del domingo, pidió hoy a sus votantes que hagan un “conteo paralelo” por medio de urnas electrónicas, en una nueva tentativa de sembrar la posibilidad de fraude para, supuestamente, evitar la victoria del ultraderechista.

El presidente del PSL, Gustavo Bebianno, pidió a los “fiscales de Jair” que el domingo hagan una “totalización paralela de votos para que, en el futuro, en caso que sea necesario, podamos tomar las medidas judiciales necesarias”, e indicó que se creó una aplicación móvil para que voluntarios puedan recoger datos de cada urna electrónica.

“Todos sabemos que las urnas electrónicas, que nuestro sistema electoral, no nos confiere el nivel de seguridad y certidumbre que quisiéramos tener, y que puede comprometer la democracia brasileña”, agregó.

El propio Bolsonaro evocó la posibilidad de un “fraude” en los comicios de Brasil si no sale vencedor, a pesar de que fue elegido ocho veces diputado y que nunca se demostró la existencia de fraude masivo en comicios.

El mes pasado la Justicia electoral y la Corte suprema de Brasil rechazaron las declaraciones del ultraderechista sobre un eventual fraude por medio de la manipulación de las urnas electrónicas.

“La gran preocupación no es realmente perder en votos, sino perder con fraude”, dijo hace dos semanas Bolsonaro, quien añadió: “esa posibilidad de fraude en el segundo turno, quizá hasta en el primero, es concreta”.

Bolsonaro repite desde hace meses que no confía en el sistema de urnas electrónicas que Brasil usa desde 1996, lo que implica llevar estos aparatos biométricos que identifican a los electores por huellas dactilares y tienen 30 medidas de seguridad a unos 430 mil distritos electorales situados incluso en zonas remotas del Amazonas.

En 2015 Bolsonaro promovió una reforma legislativa para que hubiera registro en papel de cada voto electrónico, pero en junio de este año la Corte suprema prohibió su implementación, como pedía la Fiscalía general.

En 2014 el perdedor de la segunda ronda de las presidenciales, el senador Aécio Neves, ya cuestionó los resultados de las elecciones, que perdió por menos de 3.5 millones de votos a favor de Dilma Rousseff, y pidió una auditoría que reveló un año después que no hubo irregularidades.

oat