Lunes 6.07.2020 - 15:19

Caen ladrones de reliquias de Juan Pablo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

Cuatro días de investigaciones y de un despliegue policial con perros de búsqueda incluidos ayudaron a localizar el cofre que contenía la reliquia de Juan Pablo II, la cual fue robada la noche del domingo de un santuario en Italia. A pesar de ello el trozo de tela con la sangre del beato no fue hallada. También se logró la detención de los responsables del hurto: dos drogradictos de 23 y 24 años que fueron arrestados por agredir a un boletero de autobuses y luego confesaron el robo.

Las amplias investigaciones realizadas por los agentes del Cuerpo de Carabinieri concluyeron con la ubicación del “porta reliquia” en la sede del Servicio Toxicodependencias (Sert) ubicado en la avenida Collemaggio de la ciudad de L’Aquila.

En sus primeras declaraciones los ladrones, citados por diarios italianos, afirman que tiraron el pequeño pedazo de tela —procedente de la sotana que portaba Karol Wojtyla cuando sufrió el atentado en mayo de 1981— al enterarse que era buscado por las autoridades.

Ahora la policía está concentrada en hallar la tela en las afueras de la ciudad, lugar donde presuntamente fue arrojada por los asaltantes, en la misma zona montañosa en la que el fallecido pontífice gustaba de caminar y esquiar. La reliquia fue robada de una pequeña iglesia ubicada en la localidad de San Pietro della Ienca, ubicada en las faldas del monte Gran Sasso.

También ayer llegó el llamado del histórico secretario de Juan Pablo II, el cardenal polaco Stanislaw Dziwisz, para que los ladrones restituyeran la reliquia antes de la canonización del pontífice prevista para el próximo 27 de abril.