Constantin, el niño migrante más pequeño separado de su familia en EU

Constantin, el niño migrante más pequeño separado de su familia en EU
Por:

Constantin Mutu de 4 meses de edad ha sido el niño más pequeño en ser parte de la política de separación de familias inmigrantes implementada en la frontera de Estados Unidos.

En febrero de 2018, el asistente social de guardia de Bethany Christian en Michigan tuvo 15 minutos para encontrar un hogar de crianza para el niño separado de sus padres.

De acuerdo a The New York Times, la trabajadora social, Alma Acevedo, de 24 años de edad, obtuvo el certificado del niño quien era originario de Rumania y el nombre de sus padres, era Vasile y Florentina. Además en la base de datos de la Agencia Federal de Control de Inmigración y Aduanas mostraba que el padre del bebé estaba bajo custodia Federal en Pearsall, Texas.

El menor Constantin, pasarían cinco meses antes de que sus padres lo volvieran a ver.

Antes de eso, enviarían a su papá para una evaluación psiquiátrica en un centro de detención de inmigrantes de Texas porque no podía dejar de llorar; y su madre sería hospitalizada con hipertensión por estrés.

Después sería deportados a Rumanía, pero el bebé se quedaría a juicio para determinar su estado legal.

Constantin se uniría a una familia estadounidense de clase media en Michigan, y luego sería enviado a casa.

El pequeño todavía estaba en pañales cuando apareció en la Corte Federal de inmigración en Detroit.

Durante los cinco minutos de procedimiento, balbuceaba en el regazo de su madre adoptiva mientras se sentaba en el banco del acusado. Su representante legal solicitó que fuera devuelto a Rumania lo antes posible a expensas del gobierno.

Sin embargo, un abogado del Departamento de Seguridad Nacional se argumentó en contra de la solicitud, afirmando que como un "extranjero que llega", Constantin no era elegible para tal ayuda.

El juez rápidamente se pronunció en contra de ella, cuestionando la idea "de que el encuestado debería ser responsable de regresar a Rumania a los 8 meses de edad".

El juez concedió la solicitud presentada en nombre de Constantin, otorgándole al gobierno tres meses para apelar o enviarlo a casa.

Florentina y Vasile Mutu, ya en Rumania, no durmieron la noche antes del reencuentro con su bebé que les había sido arrebato al intentar cruzar la frontera de Estados Unidos.

A la mañana siguiente, estaban parados en el área de reclamo de equipaje en el aeropuerto de Bucarest cuando finalmente vieron a Constantin, horas después de lo previsto, acercándose a ellos en los brazos de su madre adoptiva.

La mujer entrego al bebé a su madre, pero él gritó y se estiró hacia atrás en la otra dirección, su rostro se arrugó en un nudo de terror, porque el pequeño no los reconocía.

Durante semanas después, su madre luchó para que comiera o durmiera e intercambió mensajes de texto con su madre adoptiva, quien le ofreció consejos sobre cómo le gustaba que lo abrazaran y lo alimentaran.

Los Mutus presentaron una demanda por daños y perjuicios contra los Estados Unidos.

Te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/mundo/millones-exigen-salida-de-jefa-de-gobierno-de-hong-kong-por-ley-que-acerca-a-la-excolonia-britanica-mas-a-china/

http://www.3.80.3.65/mundo/guatemala-elige-nuevo-lider-con-la-sombra-del-narco/

cls