Contagio se reportó el 2 de octubre

Contagio de COVID-19 de Donald Trump fue grave; se consideró intubarlo

Hospitalizado en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, Trump recibió dexametasona, usado en pacientes graves de COVID-19 que deben ser intubados

donald-trump
La saturación de oxígeno del expresidente bajó a 80 durante del contagio de COVID-19, lo que se considera grave.Foto: Reuters
Por:

Informes sobre los tipos de tratamiento que recibió para combatir el COVID-19 indican que la condición de Donald Trump, cuyo contagio se reportó el pasado 2 de octubre cuando aún era presidente de Estados Unidos, fue más grave que lo indicado por las fuentes oficiales.

Cuatro personas familiarizadas con la salud del expresidente Trump durante su convalecencia de COVID-19 aseguraron que el equipo médico a cargo de su salud detectó que tenía los pulmones inflamados y con infiltrados, es decir sustancias como líquidos o bacterias, señala un artículo publicado por el diario New York Times (NYT).

Además, su saturación pulmonar bajó a 80; cuando los niveles de oxígeno bajan de los 90, se considera un caso grave.

Dada la gravedad de su condición, Trump fue llevado de la Casa Blanca al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, donde los médicos contemplaron incluso la posibilidad de intubarlo.

Antes de ser trasladado al centro médico, a Trump se le suministró oxígeno dos veces en la Casa Blanca, donde recibió también un medicamento desarrollado por la firma de biotecnología Regeneron Pharmaceuticals. “El cóctel de anticuerpos, que no está ampliamente disponible en ese momento, ayuda a las personas infectadas con el virus a combatirlo”, señala el artículo del NYT.

Ya hospitalizado en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, Trump recibió un tratamiento con dexametasona, usado en pacientes graves de COVID-19 que deben ser intubados.

Como parte del tratamiento, el expresidente Trump recibió el antiviral remdesivir, que indicaría problemas importantes relacionados con sus pulmones.

Trump dejó Centro Médico Militar Nacional Walter Reed después de tres días de hospitalización.

En s momento, el Dr. Sean P. Conley, médico de Trump, minimizó repetidamente las preocupaciones sobre la condición del expresiente durante su contagio de COVID-19. En una sesión informativa, el Dr. Conley dijo que Trump estaba recibiendo radiografías y tomografías computarizadas. Pero cuando se le preguntó si había evidencia de neumonía o daño en el tejido, solo dijo que había "hallazgos esperados, pero nada de preocupación clínica importante".