Controla Estado Islamico mitad de Siria con toma de Palmira

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: AP

El grupo extremista Estado Islámico (EI) controla hoy la mitad del territorio de Siria, tras ocupar la antigua ciudad de Palmira, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1980.

Seguidores del EI publicaron una declaración en Twitter, en la que aseguraron que el grupo extremista había logrado el control total de la ciudad de Palmira , incluyendo las instalaciones militares, luego del retiro de las fuerzas progubernamentales.

El opositor Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) aseguró que desde la declaración de su califato, el 28 de junio del año pasado, el EI se ha apoderado de más de 95 mil kilómetros cuadrados (km2), la mitad de la superficie de Siria.

En un reporte publicado en su página en Internet, el OSDH confirmó la caída de Palmira, ubicada a 215 kilómetros al noreste de Damasco, a manos de yihadistas del EI, tras varios días de intensos combates contra las fuerzas del régimen del presidente sirio Bashar al-Assad.

De acuerdo con el reporte de la organización activista, que informa a diario de la situación en Siria, el Estado Islámico tiene presencia en las provincias de Homs, al-Raqqa, Deir Ezzor, al-Hasakah, Hama, Aleppo, Rif Dimashq, Daraa y al- uwaydaa, e incluso en esta capital.

Además, el EI, antes denominado Estado Islámico para Irak y Levante (EIIL) ha tomado también el control de la gran mayoría de los yacimientos petrolíferos y de gas en Siria, y avanzan de oeste a este, según reporte de la cadena Al Arabiya.

En Damasco, los yihadistas controlan amplias zonas del este capitalino, así como partes del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk y del distrito de Hayar al Asuad, al sur de la ciudad, y puntos del norte de Sueida.

Pese al avance del EI en Siria, la captura de Palmira representa una gran victoria para el grupo, ya que es la primera vez que han tomado el control de una ciudad directamente al ejército sirio, que ya ha perdido terreno en el noroeste y el sur del país en las últimas semanas.

Palmira fue en los siglos I y II D.C. (Después de Cristo) uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria.

Las ruinas de la ciudad, sede del imperio de Palmira bajo el reinado de la reina Zenobia, en el siglo III, fueron declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (UNESCO) en 1980.

El centro de la ciudad Palmira, también conocido como Tadmur, está construido junto a los restos de su antigua civilización, en cuyas calles porticadas, está un templo y un teatro que datan de hace dos mil años.