Coreas logran pacto de paz... pero Pyongyang despliega 50 buques

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Corea del Norte y Seúl alcanzaron un acuerdo para poner fin a la guerra de los altavoces en su tercera jornada de negociaciones.

Corea del Sur acordó detener las emisiones de propaganda a partir del mediodía de hoy, siempre y cuando Corea del Norte emitiera una declaración pública en la que se disculpara por la reciente explosión de una mina que mutiló a dos soldados del ejército surcoreano.

Durante las conversaciones realizadas en la ciudad fronteriza de Panmunjom, Corea del Norte también aceptó levantar el “cuasi estado de guerra” que había declarado la semana pasada, dijo el encargado de negociaciones surcoreano y consejero de seguridad presidencial Kim Kwan-jin en un informe televisado.

Kim dijo que ambas Coreas acordaron retomar en septiembre el tema de la reunión de familias separadas por la guerra. Aseveró que los países llevarán a cabo conversaciones para mejorar sus relaciones, ya sea en Seúl o en Pyongyang.

La “guerra de los altavoces, como algunos medios locales bautizaron el suceso inició luego de que Seúl acusara a Pyongyang de plantar minas en territorio fronterizo considerado zona neutral. La explosión causó heridas graves a dos soldados surcoreanos. El evento desencadenó la emición a través de altavoces de mensajes propagandísticos contra el régimen de Kim Jong-un. El anuncio se hizo tras una segunda ronda de negociaciones que las naciones rivales comenzaron el sábado. Ambas partes quieren encontrar una forma de evitar una escalada que lleve al derramamiento de sangre sin que parezca que ceden, especialmente Corea del Norte, que se ve superada militarmente por Seúl y su aliado, Estados Unidos.

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, informó horas antes que sin una disculpa de Corea del Norte por el ataque, continuarían las emisiones de propaganda que enfurecen a Pyongyang.

Corea del Norte había negado su participación en las explosiones de minas y rechazó el informe de Seúl de quePyongyang lanzó una descarga de artillería la semana pasada. No fue claro si al expresar arrepentimiento, Corea del Norte ahora admite su participación.

Las conversaciones son las de más alto nivel entre las dos Coreas en un año. Hasta cierto punto constituye una victoria que funcionarios de alto rango de países que en los últimos días habían amenazado con destruirse se sentaran en la misma mesa en Panmunjom, el enclave fronterizo donde se firmó en 1953 el armisticio que puso fin a los combates de la Guerra de Corea.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, emitió un comunicado aplaudiendo el acuerdo y haciendo énfasis en la importancia del diálogo.