Sábado 19.09.2020 - 00:55

Cuba, por flexibilizar su política migratoria

En cónclave del PRI se definirá presidencia del Senado de la República
Por:

Foto AP

Los viajes de cubanos al extranjero, en calidad de turistas, pueden ser una realidad. El gobierno de Raúl Castro estudia flexibilizar su política migratoria y permitir las salidas, algo que estaba condicionado a la obtención de un “permiso de salida” de las autoridades. Dicha medida, que se encuentra en fase de proyecto, está contenida en la versión final de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, documento aprobado en abril por el VI Congreso del Partido Comunista.

El documento que contiene las reformas que se introducirán en Cuba para “actualizar” el modelo socialista, incluye, entre otras novedades, la liberalización de la venta de casas y coches.

En los lineamientos que se refieren a la política turística del país, hay uno que establece “estudiar una política que facilite a los cubanos residentes en el país viajar al exterior”. Esta es la mención textual. Sin embargo, es pronto para deducir que gobierno eliminará de inmediato el permiso de salida, o tarjeta blanca, como se conoce en Cuba.

En la actualidad muchos cubanos pueden salir de la isla como turistas pero para hacerlo, además de necesitar dinero y un visado del país receptor, deben solicitar y obtener de las autoridades el famoso permiso de salida.

En la década de los noventa, el régimen extendió el “derecho” a la tarjeta blanca y flexibilizó su política migratoria, aunque aún existen fuertes restricciones para los viajes de los trabajadores del sector de la salud, profesionales, niños menores de edad, funcionarios que ejerzan cargos públicos, militares y diversas categorías de personas. En algunos casos es más sencillo emigrar definitivamente de Cuba que salir a pasear.

En los lineamientos no se hace mención a la supresión del permiso de salida. Lo que sí es novedoso es que por primera vez en cincuenta años la inquietud aparezca plasmada en un documento oficial. Ya en 2008, nada más al asumir la presidencia Raúl Castro, el gobierno cubano estudió eliminar el permiso de salida, pero finalmente la flexibilización migratoria no salió adelante.

La versión final de los lineamientos incluye la autorización para la compraventa de vehículos y de casas, así como la flexibilización de las “formas de transmisión de la propiedad (permuta, donación y otras) entre personas naturales”, una de las medidas demandadas por la población en las reuniones previas al VI Congreso del PCC.

También se establece que los bancos estatales podrán conceder créditos a los nuevos trabajadores por cuenta propia, y que se estimulará la creación de cooperativas y agrupaciones de cooperativas en el sector de los servicios.

Requisitos actuales:

» Sólo pueden viajar con

carta de invitación

» Requieren un permiso de salida

» Proceso burocrático con un costo

de alrededor de 400 dólares, incluye legalizaciones ante los consulados

cubanos en el exterior