Jueves 24.09.2020 - 23:43

El plan de Obama para Medio Oriente, “ilusorio”

VIDEO: Denuncian ante la PGR a #LadyLibros
Por:

Foto AP

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, calificó frente al presidente de EU, Barack Obama, de ilusoria la propuesta del mandatario norteamericano para retomar la frontera de 1967 como base para un acuerdo de paz con los palestinos.

Netanyahu dijo que su país no está dispuesto a abrir su territorio a miles de palestinos expulsados, tras la anexión unilateral que hizo Israel tras su triunfo en la Guerra de los Seis Días. “Israel quiere paz. Yo quiero paz. Lo que todos queremos es una paz que sea genuina. Y creo que los dos estamos de acuerdo en que una paz basada en ilusiones chocará eventualmente en las rocas de la realidad del Medio Oriente (MO)”, dijo.

En un discurso el jueves sobre la política hacia MO, Obama afirmó: “las fronteras de Israel y Palestina deben estar basadas en las fronteras de 1967 con intercambios de mutuo acuerdo”.

Ese año Israel incorporó a su territorio la península del Sinaí, la Franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén Este y los Altos del Golán, tras la derrota de Egipto, Jordania, Siria e Irak en esa guerra. Aunque devolvió el desierto del Sinaí a Egipto como parte de los acuerdos de Camp David en 1978, anexó de manera unilateral el resto.

Hablando al lado de Obama en la Oficina Oval al término de su reunión bilateral, Netanyahu aseguró que “la única paz que durará es una basada en realidades, en hechos inamovibles”. “Creo que para que haya paz, los palestinos tendrán que aceptar algunas realidades básicas. Israel está preparado para hacer generosos compromisos para la paz, pero no puede volver a las fronteras de 1967”, insistió.

Netanyahu dijo que el retorno de los palestinos expulsados tras esa guerra, “borraría el futuro de Israel como un Estado judío”. Obama por su parte reconoció que existen “algunas diferencias” en la formulación y el lenguaje para un eventual acuerdo, a la vez que reiteró que la seguridad del Estado judío “será suprema” para EU en cualquier proceso de paz.