Jueves 1.10.2020 - 00:26

“En las guerras de hoy solo hay perdedores”

“En las guerras de hoy sólo hay perdedores”
Por:

El secretario general designado de la ONU, Antonio Guterres, ofreció ayer sus oficios como “honesto negociador” para contribuir a la resolución de los conflictos que han dividido al mundo y que, a su juicio, parecen interminables.

“Cuando estudiaba historia en el liceo, las guerras acababan con vencedores, ahora sólo hay perdedores”, dijo durante su discurso de aceptación el ex primer ministro portugués, quien asume las riendas del organismo en medio del conflicto de Siria.

Los 193 estados miembros de la ONU eligieron por aclamación a Guterres. El presidente de la Asamblea General, Peter Thompson, presentó la resolución, dijo que los miembros querían aprobarla por aclamación y dio el martillazo de aprobación al momento que los diplomáticos prorrumpieron en aplausos.

Ese enfoque supone un secretario general que “ponga a disposición sus buenos oficios, que trabaje como un convocante, un mediador, un constructor de puentes y un honesto negociador para ayudar a encontrar soluciones que beneficien a todos los involucrados”.

Noveno secretario general de la ONU, Guterres remplazará al coreano Ban Ki-moon una vez que éste concluya el último día de 2016 su segundo periodo de cinco años al frente de este organismo internacional, el 1 de enero de 2017.

Quien fuera primer ministro de Portugal y alto comisionado de la ONU para los refugiados declaró que se necesita impulsar una “diplomacia para la paz”, que reafirme la diversidad y la naturaleza representativa de la ONU, que se convertiría así en un foro de diálogo donde se intercambien opiniones.

Este diálogo apuntaría a aliviar las tensiones y arreglar disputas que cada vez parecen más complicadas y más difíciles de terminar debido a sus ramificaciones internacionales.

“Las guerras de ahora parecen interminables y cada vez son más complejas y están más interrelacionadas: alimentan el odio y el terrorismo. El sufrimiento que causan es moralmente inaceptable y la seguridad queda bajo amenaza en todos lados”, reiteró el diplomático.

Guterres reconoció que la comunidad internacional tiene visiones divergentes que son legítimos, lo que genera divisiones y obstaculiza la consecución de la paz, pero sostuvo que existen intereses comunes que deben prevalecer.

Insistió en que la paz es “la más urgente petición de los ciudadanos del mundo” a la ONU. Asimismo, resaltó de manera especial la importancia de refrendar a igualdad de género en el mundo y la diversidad.

“Creo que la diversidad en todas sus formas es un tremendo activo, y no una amenaza, que en sociedades que son más multiétnicas, multiculturales y multireligiosas, la diversidad nos puede unir y no separar”, insistió.