• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
En plan electoral, Trump retoma pacto talibán
Un militar estadounidense, en una base afgana de Kabul, en enero. Foto: AP

Terminar con la intervención militar en el mundo, particularmente en Oriente Medio, es una de las promesas que llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca; tres años después, el compromiso sigue sin concretarse, de modo que cuando el magnate apuesta todo por su reelección, poner fin a la guerra más larga de EU —su invasión en Afganistán— se ha convertido en un objetivo que debe lograrse, al precio que sea.

Esto implica negociar con una de las organizaciones más violentas del mundo: el Talibán. Ayer, su secretario de Defensa (Pentágono), Mark Esper, anunció que Estados Unidos y los talibanes, vistos por Washington como responsables del atentado terrorista del 11 de septiembre, negociaron una propuesta para reducir la violencia en siete días, en la antesala para un acuerdo de paz.

Te puede interesar: Pentágono proyecta reasignar 3.8 mmdd a muro fronterizo con México

De acuerdo con el Pentágono, el pacto podría firmarse este mismo mes, si los talibanes reducen significativamente sus agresiones, lo que podría conducir a una retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, después de 18 años.

“Estados Unidos y los talibanes han negociado una propuesta para una reducción de la violencia en siete días”, dijo Esper durante una conferencia en Bruselas, en la sede de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). “Estoy aquí para consultar con aliados esta propuesta, hemos tenido una serie de reuniones bilaterales y colectivas productivas sobre el camino a seguir”, agregó el jefe de la Defensa de Trump.

La posible firma de paz se anunció después de que el presidente afgano, Ash-
raf Ghani (afín a EU), dijera que ya hubo un avance en las conversaciones entre Estados Unidos y los talibanes en Qatar.

Alrededor de 13 mil soldados estadounidenses y miles de otros miembros de la OTAN se encuentran en Afganistán, después de que en 2001 una coalición liderada por el Pentágono invadiera el país, producto de los ataques de Al Qaeda contra Estados Unidos. “Si seguimos adelante (con este plan) será un proceso de evaluación continua, a medida que avanzamos”, declaró Esper.

AGRESIONES EMPAÑAN TRATO. La noticia de un posible acuerdo se produce en medio de continuos ataques de talibanes, que controlan alrededor de 40 por ciento de Afganistán, según funcionarios de defensa afganos.

El mes pasado, el inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán, agencia estadounidense, informó que hubo un número récord de agresiones talibanes en los últimos meses de 2019.

Aunque los talibanes se encuentran en sesiones de negociación con el enviado estadounidense, Zalmay Khalilzad, aún se niegan a hablar con el gobierno de Ashraf Ghani, a quien acusan de ser títere de EU.

De acuerdo con fuentes de Defensa en Washington, que filtraron detalles de las negociaciones con las agencias internacionales, el acuerdo es idéntico al que quería firmar Donald Trump en septiembre pasado, antes de cancelar las negociaciones por la posible agresión a un soldado estadounidense.

Este borrador incluiría el inicio de conversaciones entre talibanes y el gobierno afgano, y el comienzo de una retirada de tropas estadounidenses; además, la cooperación talibán en la lucha contra el Estado Islámico, con un alto al fuego nacional en la parte superior de la agenda.

Trump, quien prometió detener las “guerras interminables”, aseguró el pasado 4 de febrero que ya trabaja para liquidar el conflicto en Afganistán, para “traer de vuelta a nuestras tropas”.

Compartir