Especulan con mascarillas; multan a farmacia que sube 600% precios

Especulan con mascarillas; multan a farmacia que sube 600% precios
Por:

“El Diablo” que amenaza a China no da tregua. A pesar de que el gobierno de Xi Jinping fue elogiado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), por su respuesta a la expansión del nuevo coronavirus, el escenario dentro y fuera del país, con 170 muertos y 7 mil 783 infectados —al cierre de esta edición—, parece apuntar a una contingencia global, mientras la comunidad internacional cancela populares rutas aéreas que en tiempo normal llevan y traen a millones de viajeros desde y hacia el gigante asiático.

Varias aerolíneas internacionales anunciaron cortes totales y parciales en sus vuelos ordinarios, desde British Airways y Lufthansa, hasta Air Canada y la estadounidense American Airlines.

Te puede interesar: Alerta en China niño con coronavirus que no presentó síntomas

Los efectos del virus ya afectan con intensidad a la economía china, la segunda más grande del mundo, con compañías que reducen los viajes corporativos y los turistas que cancelan los traslados.

Estados Unidos sacó ayer a unos 200 de sus ciudadanos de la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, donde se concentra la mayoría de los casos. Japón, Francia, Gran Bretaña y Canadá también organizaron evacuaciones.

La situación es “sombría y compleja”, reconoció el presidente chino, quien ordenó a su Ejército que asuma la responsabilidad de contribuir a ganar la batalla contra la nueva epidemia de coronavirus.

El panel de 16 expertos independientes de la OMS, que se ha negado a declarar una emergencia internacional, volverá a evaluar la situación hoy jueves, en una reunión que genera gran expectativa porque el aumento de casos de víctimas mortales y contagios, que crece de manera exponencial, podría empujar a que la enfermedad sea considerada un problema de salud pública internacional.

Sin embargo, la agencia dependiente de la Organización de Naciones Unidas (ONU) aún se aferra a la esperanza de que las medidas del gobierno en Pekín sirvan para evitar que el virus se convierta en una peligrosa pandemia.

“Estamos en una coyuntura importante en este evento. Creemos que estas cadenas de transmisión aún pueden interrumpirse”, dijo Mike Ryan, director Ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, ayer.

Ryan también elogió la respuesta de China: “Están tomando medidas extraordinarias ante lo que es un desafío extraordinario”.

Si bien algunos expertos creen que la nueva cepa, conocida como “2019-nCoV”, no es tan mortal como el Síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés), que mató a 800 chinos entre 2002 y 2003, la alarma ha crecido por su rápida propagación.

A esta situación se suma la escasez de equipo médico, Ayer, una farmacia en Pekín elevó seis veces más el precio de venta de las mascarillas que sirven para protegerse del brote de coronavirus. Por esto, autoridades le impusieron una multa de 433 mil dólares.

La Oficina de Supervisión del Mercado de Pekín explicó en su página web que desde el jueves pasado recibió 31 quejas por precios elevados en artículos de protección contra contagio del virus.

Asimismo la Oficina indicó que supervisará este tipo de casos a fin de que los negocios locales no se aprovechen y disparen los precios por la alta demanda.

El dato: El gobierno estima que la crisis podría reducir el crecimiento del primer trimestre de China, a 5 por ciento o menos.

 

[caption id="attachment_1094677" align="alignnone" width="696"] Un hombre impide el paso a un conductor en Wuhan, ayer. Foto: Reuters[/caption]

EVENTOS ESPERANZADORES. De acuerdo con la agencia china de noticias, Xinhua, más provincias han visto a pacientes recuperarse.

Un par de infectados fueron dados de alta de centros médicos en la provincia de Anhui y otro en Chongqing.

Los pacientes, de 25, 30 y 44 años, respectivamente, han trabajado o vivido en Wuhan, el centro de la epidemia, y son los primeros en recuperarse.

En un paso importante hacia la búsqueda de una vacuna, científicos en Australia anunciaron una versión del virus cultivada en laboratorio, la primera recreada fuera del territorio chino.

Los investigadores del Instituto Peter Doherty de Infección e Inmunidad, en Melbourne, externaron su disposición  para compartir la muestra, obtenida de un paciente infectado, con la OMS, con la esperanza de acelerar la inmunización y detección del coronavirus.