Estados Unidos da trabajo y papeles a 200 mil haitianos

Estados Unidos da trabajo y papeles a 200 mil haitianos
Por:

Por Carlos Jiménez

Enviado en Puerto Príncipe, Haití

A partir de hoy 200 mil inmigrantes haitianos indocumentados podrán solicitar su ingreso al programa de residencia y trabajo legalmente en Estados Unidos.

“Vamos a acelerar este proceso como reconocimiento y ayuda a la tragedia que vive el pueblo haitiano”, informó Alejandro Mayorkas, director de la Agencia de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).

Se espera que la mayoría de estas personas pueda conseguir un trabajo y enviar una parte de su sueldo a la isla, colaborando en su proceso de reconstrucción. El Banco Interamericano de Desarrollo estima que cada año los haitianos residentes en Estados Unidos envían a su país de origen remesas por valor de mil millones dólares, lo que representa un tercio del PIB de Haití.

Para que su solicitud sea aceptada, los inmigrantes deben probar que poseen la nacionalidad haitiana y que estaban en territorio estadounidense antes del 12 de enero, día en que el terremoto sacudió el país. De esta forma podrán solicitar amparo bajo el programa de Estatus de Protección Temporal, lo que les permitirá evitar la deportación, permanecer legalmente y trabajar hasta por 18 meses.

Planes de realojamiento. El gobierno de Haití planea realojar a unos 400 mil damnificados en nuevos poblados que serán construidos a las afueras del arrasado Puerto Príncipe.

Los traslados iniciaron ayer, mientras cientos de personas están saliendo por sus medios de la destruida capital hacia el interior del empobrecido país en busca de un mejor futuro.

Aunque la ayuda está llegando en mayor cantidad, aún es insuficiente para alimentar y dar refugio a los millones de afectados por el terremoto del martes pasado, que dejó unos 200 mil muertos.

El debilitado gobierno de René Préval abrió ayer la evacuación de la capital de la isla y puso a disposición de sus ciudadanos vías de escape por tierra y mar, para sacarlos de un entorno que se vuelve más complicado a cada minuto que pasa y llevarlos a las endebles pero aún estables provincias del este.

agp