Evo admite error al ir por cuarta candidatura

Evo admite error al ir por cuarta candidatura
Por:

El expresidente boliviano Evo Morales reconoció que “fue un error volver a presentarse” a las elecciones en su país, en la que su triunfo se vio empañado por una serie de protestas sociales que terminaron por costarle el cargo y, a la postre, su exilio.

En una entrevista publicada ayer en la versión digital del diario alemán Zeit, el exmandatario reconoció que fue una equivocación “asumir la propuesta del pueblo (y aceptarla) con base en un fallo del Tribunal Constitucional. Pero el pueblo lo había decidido y yo acepté su propuesta para una cuarta candidatura en el marco de la Constitución”.

Te puede interesar: Evacuan a miles en Alemania… por bomba de la Segunda Guerra Mundial

En febrero de 2016 se realizó un referéndum constitucional para aprobar o rechazar un proyecto que permitiera al presidente postularse a ser reelecto. El “No” ganó con 51 por ciento de los votos. En diciembre de ese año, pese a este referéndum que perdió, Morales anunció su candidatura para un cuarto mandato.

“Debería haber rechazado la propuesta. Pero ganamos la elección en la primera ronda. No hubo fraude. La Organización de Estados Americanos (OEA) incendió Bolivia con su informe electoral”, afirmó Morales, desde su exilio en Argentina.

“Fue un error asumir la propuesta del pueblo (y aceptarla) con base en un fallo del Tribunal Constitucional. Pero el pueblo lo había decidido y yo acepté su propuesta para una cuarta candidatura”

Evo Morales

Expresidente de Bolivia

El expresidente se dijo confiado en que su partido se imponga en los próximos comicios, previstos para el 3 de mayo, aunque advierte que en esta ocasión sí “puede haber fraude electoral”.

Asimismo, adelantó que tiene previsto regresar a Bolivia antes de esas elecciones, para la campaña, a pesar de los riesgos, y explicó que renunció “para evitar la pena de muerte. La violencia que siguió, el fascismo y el racismo, no lo esperaba”.

El dato: La justicia boliviana decretó ayer la medida de prisión preventiva contra el exministro de Gobierno de Morales, Carlos Romero, por una investigación de presunta corrupción.

Un día antes, el ministro de Gobierno interino de Bolivia, Arturo Murillo, aseguró que el expresidente “tiene una celda con su nombre” en la cárcel de San Pedro de Chonchocoro, en La Paz, en caso de que decida volver a la nación.

Ayer, Morales se reunió en Argentina con David Choquehuanca y Andrónico Rodríguez, precandidatos del Movimiento al Socialismo (MAS) a la presidencia y vicepresidencia del país, con quienes firmó un “Acuerdo por la Unidad y el Fortalecimiento” de ese instituto político.