Evo apela a la ONU para acusar a sus opositores

Evo apela a la ONU para acusar a sus opositores
Por:

El gobierno de Bolivia anunció que aprovechará la próxima evaluación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (presidido por Venezuela, su aliado), para denunciar la violencia durante las protestas pos-electorales en las que el presidente Evo Morales ganó su cuarto mandato.

Bolivia, al igual que el resto de Estados miembros del Consejo, debe someterse a un Examen Periódico Universal (EPU) sobre la situación de los Derechos Humanos. En su caso, la próxima revisión se llevará a cabo entre este 5 y el 6 de noviembre en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza.

Te puede interesar: A pesar de pacto restrictivo, Irán refuerza su programa nuclear

“Algunos grupos denominados ‘cívicos’, que han generado violencia (...) son parte de lo que será denunciado por parte del ministro (de Justicia) Héctor Arce ante el EPU”, adelantó el viceministro de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Diego Jiménez, ayer, en una entrevista concedida a la cadena Bolivia TV.

El funcionario vinculó a los grupos violentos con “sectores ultraconservadores que todavía viven enlazados en el Estado colonial” y que “en esta coyuntura han mostrado un enorme desprecio, racismo y discriminación por los más humildes en el país, por quien todavía lleva con mucha dignidad su culturalidad con la ropa tradicional indígena”.

Ayer, Morales denunció que la violencia obedece a “una conspiración que no sólo es política, sino fundamentalmente económica. Quieren volver al pasado”, alertó desde un acto oficial, en La Paz.

Así, señaló que la oposición encabezada por el candidato Carlos Mesa ha pasado de hablar de un fraude electoral a lanzar un “golpe” de Estado. “Es sencillo darnos cuenta”, y llamó a los bolivianos a “defender el proceso democrático”.

“La violencia obedece a una conspiración que no sólo es política, sino fundamentalmente económica. (La oposición) Quiere volver al pasado”

Evo Morales

Presidente de Bolivia

Las protestas sociales en Bolivia se agravaron ayer, a medida que se acercaba el límite del ultimátum que Mesa dio al presidente Morales para que renuncie. El mandatario rechazó el exhorto.

Tras una pausa por la festividad religiosa de Todos los Santos, las protestas callejeras regresaron con fuerza en las principales ciudades, aunque no se reportaron choques con las fuerzas del orden o entre grupos afines y opositores al mandatario.

De acuerdo con dirigentes opositores, las protestas se extendían, ayer, a ciudades más pequeñas en torno a La Paz, con cortes y barricadas callejeras, mientras la Organización de Estados Americanos (OEA), junto a representantes internacionales, lleva a cabo una auditoría para determinar la legalidad del proceso electoral que supone extender el poder de Evo Morales.

El Dato: El helicóptero del presidente boliviano sufrió una falla técnica que lo obligó a realizar un aterrizaje de emergencia, ayer, cuando viajaba desde la localidad de Colquiri hacia Oruro.

Detractores de Morales, peores que los míos: Maduro

El líder chavista, Nicolás Maduro, restó importancia al ultimátum de la oposición al presidente de Bolivia, Evo Morales, para que dimitiera, por lo que recordó que a él ya le han puesto varios plazos de ese mismo estilo.

El mandatario venezolano se centró en el opositor boliviano Luis Fernando Camacho. “Le dio un ultimátum a Evo, de 48 horas. Se parece mucho a los ultimátum que me han dado a mí, le dije a Evo. A mí me han dado este año como 10 ultimátums: ‘Maduro, tienes 24 horas, te vas o te tumbamos’. Ven y túmbame pues, les digo yo”, destacó el dirigente chavista.

Maduro hizo estas declaraciones durante la clausura del Encuentro Antiimperialista de Solidaridad por la Democracia y contra el Neoliberalismo, celebrado en La Habana, Cuba, donde denunció que la derecha boliviana es racista y fascista, por lo cual es “peor que la venezolana”.

Según él, el propio Morales dijo que derrotaría a la “amenaza facista”. “Todos cuenten con que el indio Evo va a resistir y va a triunfar en esta batalla”.