Lunes 25.01.2021 - 20:30

Evo Morales deja un déficit fiscal de -7.82 por ciento en Bolivia

Evo Morales deja un déficit fiscal de -7.82 por ciento en Bolivia
Por:

Pese a que, a su llegada al gobierno, Evo Morales logró que el déficit fiscal de Bolivia reportara saldos positivos de 4.47 por ciento por primera vez en más de una década y tras casi 14 años en el poder, dejó un país con un registro en este segmento de -7.82 por ciento en relación al Producto Interno Bruto (PIB).

Cuando se habla de un déficit fiscal o presupuestario se describe la situación en la cual los gastos realizados por el Estado superan a los ingresos no financieros en un lapso, normalmente anual.

A su llegada a la presidencia, Evo Morales apostó a que el Estado tuviera un rol empresarial. Dentro de sus políticas económicas destacó la nacionalización de empresas hidrocarburíferas, que incluyo nuevos impuestos, los cuales incrementaron los ingresos por este concepto hasta 82 por ciento.

Las cifras positivas fueron resultado de un contexto internacional que también favorecían a las materias primas, pero cuando éstas comenzaron a tener un deterioro en sus precios globales, en 2015, la economía de Bolivia no volvió a crecer a doble dígito como lo hizo entre 2005 y 2014, cuando en promedio tuvo un ritmo al alza de 18 por ciento.

Para 2007, el déficit fiscal del país sudamericano cayó a 1.74 por ciento, pero aún registraba cifras positivas, hasta 2013, cuando éste representó 0.66 por ciento del Producto Interno Bruto. A partir de 2014, se empezaron a presentar números negativos que fueron desde 3.36 por ciento, hasta 7.82 por ciento el año pasado.

El gasto corriente en Bolivia registró un déficit de 8.0 por ciento respecto al PIB el año pasado, por lo que hasta la fecha se ha incrementado en 51 por ciento, luego de que en 2012 se redujera 35 por ciento, respecto a lo registrado en 2005.

Por lo que refiere a las reservas internacionales, que alcanzaron 40 por ciento del PIB en el 2014, cayeron 15 por ciento en relación a la balanza comercial a tasa negativa que registra el país desde 2015.

Te puede interesar: Reconoce AMLO “actitud responsable” de Evo Morales por renunciar

¿Cómo se fue deteriorando la economía de Bolivia?

Desde 2015, los precios de las materias primas comenzaron a caer, lo cual impactó sobre las exportaciones y los ingresos del sector público; después de que crecieron a un ritmo de 18 por ciento promedio anual entre 2005 y 2014, mientras que los ingresos cayeron en 2015 y 2016.

El incremento del déficit fiscal ha sido acompañado por un aumento de la deuda del gobierno general. Luego de reducirse de 82 por ciento del PIB en 2005 a sólo 35 por ciento en 2012.

Con ello, la deuda se ha elevado a 51 por ciento a la fecha. Asimismo, las reservas internacionales –que habían alcanzado un nivel de 40 por ciento del Producto Interno Bruto en 2014– han disminuido hasta cerca de 15% debido a la balanza comercial negativa en la que se encuentra el país desde el 2015. La política de tipo de cambio fijo con el dólar también ha resultado costosa en este aspecto.

Por su parte, la inversión privada en Bolivia representa tan solo 9.0 por ciento del Producto. De hecho, con datos del Fondo Monetario Internacional la eficiencia de la inversión pública en Bolivia es menor al promedio latinoamericano.

JGA