Fariñas se asocia con Europa para exigir el cese de violencia en Cuba

Fariñas se asocia con Europa para exigir el cese de violencia en Cuba
Por:

A casi 30 días de haber puesto fin a su huelga de hambre de 54 días debido a un hackeo del Gobierno cubano, Guillermo Fariñas emprendió un viaje desde la capital de la provincia de Villa Clara, Santa Clara, para alertar a varios organismos europeos sobre las carencias en materia de derechos humanos que existen en el acuerdo bilateral entre Cuba y la

Unión Europea (UE).

El licenciado en Psicología y también periodista explicó al diario El Mundo que acudirá al Parlamento Europeo con una delegación del Observatorio Cubano de los Derechos Humanos (OCDH) para señalar que el acuerdo entre ambas naciones

carece de tiempos concretos de cumplimiento de la Isla en materia de

derechos humanos.

Por ello, con 11 kilogramos menos, con lo pies hinchados y con dolencias, Fariñas asegura que buscarán que el régimen castrista cumpla, por lo que se reunirán con integrantes de las comisiones de Derechos Humanos, Seguridad y Defensa y Asuntos Exteriores, así como con el Consejo de Europa

en Estrasburgo.

“El objetivo de esto es para sensibilizar de que a este acuerdo que se ha logrado con Cuba le faltan cosas”, dijo.

Agregó que entre los límites temporales que deben cumplirse están las fechas para la liberación de presos políticos, la modificación constitucional para que los delitos de conciencia se anulen.

Recordó que entre esos vacíos están que instituciones políticas que no del partido Comunista Cubano puedan inscribirse legalmente y el alto a las agreciones contra los ciudadanos.

“Es importante aprovechar este momento en el que hay un deterioro económico fuerte del Gobierno cubano para imponerle pautas de tiempo de cuándo va a comenzar a cumplir con las declaraciones de los derechos humanos”, aseveró Fariñas.

Además destacó que si el gobierno cubano no acepta poner en marchar esas declaraciones de derechos humanos, la UE debe congelar cualquier ayuda monetaria a la nación caribeña.

El también líder del Foro Antitotalitario Unido espera que el organismo no sea engañado por el régimen castrista y lo urge a escuchar a los isleños.

“El compromiso de la Unión Europea debe ser con el pueblo de Cuba, no con el gobierno”, aseguró.

Espera que ese organismo no sea engañado por el gobierno cubano, como le sucedió a él el 12 de septiembre cuando el régimen, a través de una supuesta llamada del presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, lo hizo detener su huelga de hambre.

Comentó que el falso Schulz lo invitó a Bruselas para hablar acerca de la violencia que sufren los opositores del gobierno cubano. Ese hecho motivo a Fariñas a dejar la huelga.

Aunado a esto, en ese momento una supuesta web del organismo europeo informaba que se había refrendado la Enmienda Fariñas, con la que se invita a La Habana el respeto a los derechos humanos, y que Fariñas sería asesor del Parlamento Europeo.

Todo era falso: el presidente del Parlamento Europeo nunca habló con Fariñas ni la página de Internet era verdadera. Esto último se lo hicieron saber integrantes del organismo.

“El objetivo era que yo no me muriera y que dejara la huelga”, aseguró el luchador social tras explicar que nunca pensó que el gobierno cubano fuera capaz de llegar a hacer esto.

Consideró que el régimen castrista lo iba a dejar morir, a pesar de los costes políticos que hubiera tenido, ya que habría abandonado al ganador del Premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2010, por su lucha por la libertad y el respeto a los derechos humanos en el país caribeño.

“Pienso que ellos estaban en la disyuntiva de dejar morir a un Premio Sajarov con todo el coste político que eso hubiera implicado.

“Ellos están tratando de alejar el momento en el que tengan que sentarse con la oposición”, aseveró Fariñas.

La UE va contra la pena de muerte

La Unión Europea (UE) deploró el aumento de ejecuciones en los países que aplican la pena de muerte en el mundo y reiteró su defensa a la abolición de ese tipo de punición.

En un comunicado con motivo del Día Internacional contra la Pena de Muerte, los líderes europeos se dijeron “particularmente alarmados” con la ejecución de menores y por motivos relacionados al tráficos de drogas.

Señalaron que ambos casos infringen la legislación internacional.

Por otra parte, la mancomunidad celebró la tendencia global hacia la abolición de la pena capital, actualmente en vigor en más de dos tercios del mundo.

En Cuba la pena de muerte no se ha podido abolir, ya que, aun cuando está suspendida, las leyes permiten ésta.

En 2013 fueron ejecutados tres sujetos pos tomar un barco para dirigirse a Miami, EU.

La UE volvió a urgir al gobierno de Minsk a “conmutar todas las sentencias de muerte en vigor y a establecer una moratoria a la pena de muerte” con el fin de “acercarse a los estándares paneuropeos”.

Redacción