Lunes 28.09.2020 - 15:55

Golpea tornado el sur de California

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex

San Diego.- Una tormenta en el Pacífico que azotó hoy el sur de California se convirtió por algunos momentos en un tornado, que golpeó un tramo de la costa entre Los Angeles y el condado de San Diego, sin que hasta el momento se tengan informes de muertes.

El Servicio Meteorológico estadunidense informó que probablemente fue a causa del tornado que un vehículo pickup cayó al mar en el malecón de Huntington Beach.

Como medida de precaución, autoridades locales evacuaron a residentes de San Pedro y Long Beach.

Las dos terminales marítimas más grandes en el país, Los Angeles y Long Beach, continuaban cerradas la tarde de este martes, luego que esta segunda tormenta de la temporada se convirtió en tornado.

Inundaciones y accidentes vehiculares por la lluvia tenían varados flujos carreteros desde el condado de Ventura, al norte de Los Angeles, hasta San Diego camino a Las Vegas.

En el condado de Orange, los fuertes vientos tiraron a un hombre de unos 60 años al río Santa Ana. Fue rescatado por los bomberos entre aguas crecientes y lluvia pertinaz.

La Guardia Nacional sigue en alerta, mientras que la Patrulla de Carreteras de California (CHP) desplegó a todos sus oficiales disponibles para realizar medidas preventivas y despejar carreteras.

En la segunda tormenta de la temporada, apenas un día después de la primera el lunes y durante la noche al martes, fueron registradas múltiples inundaciones parciales, accidentes vehiculares y daños aislados, como una mueblería en Irvine, cuyo techo se desplomó.

Los bomberos tuvieron que ayudar a salir del inmueble a unos 115 empleados, pero la mayor preocupación tras esta tormenta son los potenciales deslaves.

La Secretaría de Administración de Emergencias del estado de California informó que tiene en reserva recursos, desde bomberos forestales hasta militares de la Guardia Nacional, con el objetivo de intervenir en caso de deslaves.

Varios incendios ocurridos en 2003, 2005 y 2007 en el sur de California dejaron grandes áreas sin vegetación que pudiera proteger esa zona de potenciales deslaves.

vms