Involucran a agentes de la DEA en escándalo sexual

Entierran viva a can en EU
Por:

Foto Especial La Razón

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló ayer que investiga a un grupo de agentes de la DEA destacado en Colombia, tras denuncias del Servicio Secreto de que usaban la casa de uno de ellos para recibir a prostitutas.

El incidente tiene lugar a poco más de un mes de que se destapara el caso de un grupo de agentes del Servicio Secreto, que estaban en Cartagena como avanzada de la comitiva del presidente Barack Obama, quien asistiría a la Cumbre de la Américas, los cuales solicitaron los servicios de 21 prostitutas.

“La Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia está investigando denuncias de posible mala conducta por agentes de la DEA en Colombia, en hechos no relacionados con el incidente del Servicio Secreto en el hotel de Cartagena”, admitió ayer Jay Lerner, portavoz de esa dependencia, después de que la cadena de televisión CNN diera a conocer el nuevo incidente.

Por ley el asunto tuvo que ser informado al Capitolio, donde desde hace unos días ya se conocía este nuevo caso.

Al respecto, la senadora republicana por Maine, Susan Collins, afirmó en un comunicado: “Es preocupante que podamos estar descubriendo una conflictiva cultura que se extiende por los rangos de más de una agencia policial. Al menos tres agentes de la DEA pudieron haber alojado a masajistas extranjeras en la casa de uno de ellos en Cartagena. Las pruebas descubiertas apuntan a que seguramente no fue un incidente aislado”.

La agencia antidrogas, al contrario del Servicio Secreto, sí cuenta con agentes radicados de manera permanente en Colombia, así como en otras 49 naciones.

Coincidentemente hoy se llevará a cabo una audiencia pública sobre el escándalo de agentes del Servicio Secreto con prostitutas en Colombia en el Comité de Seguridad Nacional del Senado, al cual asistirá el director del organismo, Mark Sullivan.

Se informó que hay otro agente involucrado en el primer escándalo sexual, el cual admitió que pagó por un masaje cuando estaba en Colombia. Como se acercó por su propia cuenta, no va a perder su trabajo, dijo Collins.

Los agentes de la DEA están a disposición de la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia, donde son interrogados.