Jueves 9.07.2020 - 06:51

Jefe de comunicacion de Trump ahora va contra lider del gabinete

Jefe de comunicación de Trump ahora va contra líder del gabinete
Por:

El nuevo director de Comunicaciones de Donald Trump, Anthony Scaramucci, infirió ayer abiertamente que Reince Priebus, el jefe de gabinete del mandatario estadounidense, estaría detrás de las filtraciones a la prensa, con lo que abre otro frente beligerante al interior de la Casa Blanca.

En una entrevista con la cadena televisiva CNN, Scaramucci reconoció tener diferencias con Priebus y, aunque dijo que la prensa malinterpretó un mensaje que fue visto como una alusión de culpabilidad por parte del jefe de gabinete, no se retractó.

“Si Reince Priebus quiere explicar que él no es quien está filtrando, dejaré que lo haga, pero déjame decirte sobre mí: Soy directo y voy al corazón del asunto”, dijo a la televisora al defender su confuso estilo de comunicación pública.

La controversia cobró vida el pasado miércoles después de que Scaramucci puso un mensaje en su cuenta de Twitter expresando su malestar por una nota del diario Político sobre sus finanzas, a pesar de que el rotativo explicó que la información es pública y fue obtenida a través de los canales establecidos para acceder a la misma.

“A la luz de la filtración de mi declaración financiera, que es un delito grave. Me pondré en contacto con @FBI y @TheJusticeDept #swamp @Reince45”, apuntó el inversionista neoyorquino, aunque borró el críptico mensaje tras percatarse de la controversia generada.

Refiriendo un proverbio italiano con que pareció exonerarse de toda sospecha de estar detrás de filtraciones, Scaramucci dijo que hay “dos pescados que no apestan, y ésos son el presidente y yo”.

“No me gusta la actividad en la Casa Blanca. No me gusta lo que están haciendo con mi amigo, no me gusta lo que están haciendo con el presidente de Estados Unidos o con sus compañeros en el ala oeste”, dijo en alusión al área de la Casa Blanca donde se ubican la oficina del presidente y sus más cercanos colaboradores.

Scaramucci reconoció que ha tenido diferencias con Priebus, pese a lo cual caracterizó su relación como hermano. “Si esto se puede resolver o no, eso dependerá del presidente”, afirmó,

En la señal más clara hasta el momento de que el presidente y su nuevo director de comunicaciones están hechos del mismo material, Scaramucci dedicó las últimas 12 horas a criticar públicamente la “filtración” de un documento público, emitir conjeturas a través de Twitter y llamar a los programas de televisión. No ha vacilado en contactar a quienes llama sus “compinches” en el FBI para que investiguen a cualquiera que en su opinión perjudica la Casa Blanca.

Todo esto parece presagiar una etapa nueva y aún más inestable en la incipiente presidencia de Trump en la que se invierten muchas energías en las intrigas y las disputas internas por el poder. Mientras tanto, los legisladores republicanos no logran llevar adelante los planes del gobierno y los investigadores indagan en las presuntas relaciones entre la campaña de Trump y la injerencia de Rusia en las elecciones del año pasado.

La controversia se produce a menos de una semana después de que Scaramucci asumió el cargo, provocando ese mismo día la renuncia del jefe de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, un cercano a Priebus que sirvió como vocero del Comité Nacional Republicano cuando éste fue su presidente.

Pentágono no echará a los transexuales

El jefe del Estado Mayor Conjunto de EU, el general Joseph Dunford, aseguró ayer que el Pentágono no aplicará, hasta nueva orden, la decisión de prohibir que los transexuales sirvan en las fuerzas armadas del país anunciada el pasado miércoles por el presidente del país, Donald Trump.

“No habrá modificación alguna a la actual política hasta que el secretario de Defensa (James Mattis) haya recibido la orden del presidente y emita directrices para implementarla”, dijo Dunford en un comunicado.

“Mientras tanto, seguiremos tratando a todo nuestro personal con respeto”, agregó el jefe del Estado Mayor Conjunto, quien ordenó a los mandos “permanecer centrados” en sus misiones militares.

Trump dijo haber consultado a sus “generales y expertos militares”, pero al jefe del Pentágono le avisaron en la víspera del anuncio.

Trudeau abre su Ejército a trans

Las Fuerzas armadas de Canadá invitaron a todos sus ciudadanos a unirse; unos 200 mil militares canadienses son transexuales

Redacción La Razón

Un día después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara en Twitter que prohibirá que los transexuales sirvan en las fuerzas armadas de su país, los militares canadienses respondieron con otro tuit abriendo sus puertas a “todas las orientaciones sexuales”.

“Damos la bienvenida a los canadienses de todas las orientaciones sexuales e identidades de género. ¡Únete!”, declaró la cuenta oficial en Twitter de las fuerzas armadas de Canadá.

El texto estaba acompañado por una foto de la Banda de la Marina Real Canadiense desfilando en una de las celebraciones del Día del Orgullo Gay en Toronto, el mayor de su género que se realiza en el continente americano.

El tweet del Ejército canadiense también tenía un vínculo a una página web en la que se informa de oportunidades laborales y profesionales en los ejércitos del país. Se calcula que unas 200 personas en las fuerzas armadas de Canadá son transexuales.

Según datos dados a conocer este miércoles, el Departamento de Defensa de Canadá ha pagado entre 2008 y 2015 un total de 19 operaciones de reasignación de sexo con un costo total de 250 mil dólares estadounidenses.

Trump anunció este miércoles que acordó prohibir que los transexuales sirvan “en ninguna capacidad” en las fuerzas armadas del país, sin precisar cuándo entrará en vigor esa prohibición y dando así marcha atrás a la apertura ordenada el año pasado por el gobierno de Barack Obama.

Trump hizo el anuncio a través de su cuenta personal de Twitter y detalló que, tras haber consultado con sus “generales y expertos militares”, su Gobierno “no aceptará ni permitirá” que individuos tránsgenero “sirvan en ninguna capacidad” en las fuerzas armadas estadounidenses.