Migracion crece 750% y detona alerta de la ONU

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

Tras dispararse en 750 por ciento el arribo de inmigrantes ilegales a Europa en los últimos siete meses, la ONU hizo un llamado a Grecia para que lidere las acciones frente el arribo masivo de ilegales a sus costas y a Francia para que aplique un plan de emergencia en Calais.

De acuerdo con cifras que maneja el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), en los primeros siete meses de este año más de 225 mil inmigrantes y refugiados arribaron a la Unión Europea (UE) por el Mediterráneo, de los que más de la mitad —unos 124 mil— entraron a través de Grecia, principalmente por las islas de Lesbos, Kos, Quios, Samos y Leros.

Los registros indican que las llegadas se han elevado en 750 por ciento entre el 1 de enero y el 31 de julio, con respecto al mismo periodo del año pasado.

La aceleración de los desembarcos de inmigrantes y refugiados en Grecia se debe a que han estallado nuevas crisis en Oriente Medio y África, agravadas por los conflictos que siguen sin resolverse en Afganistán, la República Democrática del Congo y otros países.

Además de la crisis que afecta a Siria, los nuevos conflictos de la República Centroafricana, Sudán del Sur, Ucrania e Irak, entre otros, señaló en Ginebra el director para Europa del ACNUR, Vincent Cohetel.

Por lo anterior, sólo en el mes de julio se registraron 50 mil llegadas a Grecia, lo que significó 20 mil más que el mes anterior.

Los refugiados sirios representan 63 por ciento del total de personas que llegan a Grecia y después le siguen los afganos, quienes huyen del grupo terrorista Estado Islámico y los talibanes.

Pero las condiciones en que se hallan estos y otros refugiados al llegar a Grecia son “caóticas”, prácticamente no existen lugares de acogida apropiados y, cuando los hay, “se parecen más a centros de detención”, advirtió Cohetel.

“Pedimos al Gobierno de Grecia que asuma el liderazgo y la coordinación de la respuesta a esta emergencia”, resaltó el representante del ACNUR.

En respuesta, el primer ministro, Alexis Tsipras, reiteró que Grecia no está preparada para recibir a tantos migrantes, y solicitó de nuevo ayuda europea.

“Ahora se verá si ésta es la Europa de la solidaridad o la de los intereses económicos, donde cada uno sólo mira por su frontera y por su país”, dijo, subrayando que “las fronteras de Grecia son las fronteras de Europa (…) La situación nos sobrepasa. Grecia es un país que sufre una crisis humanitaria dentro de su crisis [económica]”, añadió el jefe del Gobierno.

Sobre la situación en Calais, el ACNUR reclamó que París presente un plan global de emergencia, para atender la terrible situación de al menos 3 mil inmigrantes y refugiados varados en esa ciudad del noroeste de Francia.

La mayoría de ellos espera la oportunidad de atravesar de forma irregular el Eurotúnel, que conecta Francia y el Reino Unido por el Canal de la Mancha, para llegar a territorio británico.