Martes 7.07.2020 - 08:22

Parlamento ucraniano considera amnistia

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: AP

KIEV, Ucrania— El parlamento ucraniano debatió el miércoles la posibilidad de decretar una amnistía para los arrestados durante semanas de protestas en la convulsionada nación, aunque algunas de sus posibles condiciones podrían ser inaceptables para la oposición.

El proyecto de amnistía es parte de una serie de concesiones del acosado presidente Viktor Yanukovich, después de una semana de choques callejeros entre policías y manifestantes, y la ocupación por parte de estos de edificios del gobierno en el oeste de Ucrania. El primer ministro renunció y se han revocado enérgicas leyes contra las protestas, pero estas medidas no respondieron a otras demandas clave de la oposición de que Yanukovich renuncie y que se convoque a elecciones anticipadas.

Dos propuestas de amnistía estaban a votación parlamentaria el miércoles, una de las cuales establece que la amnistía solo debe otorgarse si los manifestantes abandonan sus protestas callejeras masivas y desalojan los edificios que ocupan.

El líder opositor Arseni Yatseniuk afirmó que los manifestantes no aceptarán dejar las calles a cambio de una amnistía.

A lo largo de dos meses, los participantes en las protestas antigubernamentales han montado un enorme campamento de carpas en la plaza Maidan, la principal de Kiev, y han ocupado tres edificios cercanos como centros de operaciones y dormitorios. También han levantado abultadas barricadas de hielo, madera, muebles y otros materiales.

"Han formulado una serie de condiciones, y la condición clave según el proyecto es salir de Maidan y solo después todos los manifestantes recibirán una amnistía", dijo Yatseniuk. "Esto nos resulta inaceptable".

Mientras tanto, un grupo de manifestantes chocó con otro el miércoles en un intento por desalojar un edificio del gobierno en el centro de Kiev, que habían ocupado. Por lo menos dos manifestantes resultaron heridos.

Andriy Joronets, un activista del partido Svoboda que representa a manifestantes más moderados, intentó que miembros del grupo Spilna Sprava desalojaran el ministerio de agricultura como parte de un compromiso con el gobierno.

"Debemos mostrarnos como gente que sabe cumplir con sus obligaciones", explicó Joronets que "No debe haber anarquía".

Las protestas comenzaron después que Yanukovich rechazó en noviembre un acuerdo con la Unión Europea para permitir un rescate financiero por 15.000 millones de dólares de Rusia, pero a partir de entonces se han intensificado con el reclamo de mayor respeto a los derechos humanos, menos corrupción y más democracia en esta nación de 45 millones de habitantes.