Viernes 10.07.2020 - 11:44

Policia francesa dispersa con sustancias irritantes a migrantes

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: AP

Policía francesa antimotines dispersó con sustancias irritantes a cientos de migrantes que trataban de irrumpir en el túnel que cruza el canal de la Mancha, y los ministros británico y francés de Interior dijeron que los intentos nocturnos de llegar a Gran Bretaña forman parte de una "crisis global de migración" que necesita una solución internacional.

El grupo de migrantes, que rompió varias cercas de seguridad el sábado por la noche, se vio obligado a retroceder ante la policía antimotines cuando los migrantes trataban de romper la última valla cerca de la entrada del túnel, que incluye vía ferroviaria y recorre 50 kilómetros (30 millas) bajo el canal de la Mancha para conectar Francia y Gran Bretaña.

Alrededor de 200 personas, se enfrentaron durante casi una hora con las fuerzas de seguridad, coreando lemas como "Abran la frontera" y "No somos animales".

Miles de migrantes han escalado las cercas en torno a la entrada del túnel en las últimas semanas para saltar en trenes de mercancías o camiones que viajan hacia Gran Bretaña. Un hombre murió aplastado por un camión.

La mayoría de los migrantes huye de la guerra, dictaduras y pobreza en África y Oriente Medio. Entran en Europa desde Grecia o Italia antes de dirigirse al norte. Muchos creen que Gran Bretaña es la mejor opción porque se habla inglés, hay beneficios sociales y tienen la impresión de que resulta más fácil encontrar un empleo.

La actividad migrante en el túnel, combinada con una serie de huelgas de trabajadores de transbordadores franceses, han alterado el tráfico de personas y mercancías y llevado a ambos gobiernos a prometer cercas más altas, más cámaras de seguridad y guardias de seguridad adicionales.

En un artículo publicado por el británico Sunday Telegraph y el francés Journal du Dimanche, la secretaria británica de Interior, Theresa May, y el ministro galo del Interior, Bernard Cazeneuve, indicaron que detener el flujo de migrantes es "la máxima prioridad" de ambos gobiernos.

Sin embargo, añadieron, toda la Unión Europea debe "abordar este problema de raíz".

Muchos migrantes creen que las calles de Europa están "asfaltadas con oro", afirmaron, y "debemos romper el lazo entre el cruce del Mediterráneo y lograr asentarse en Europa por motivos económicos".

París y Londres se esforzaron por mostrarse como un frente unido, pero muchos políticos británicos han criticado a Francia, a la que acusan de tener una laxa seguridad en el túnel.