Por caida en costo de petroleo, China ya es primer importador

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Por primera vez, China superó a Estados Unidos como el principal importador de petróleo a escala mundial durante abril.

Las adquisiciones de crudo del país asiático alcanzaron un récord de casi 7.4 millones de barriles por día (bpd por sus siglas en inglés) el mes pasado, por encima de las compras de Estados Unidos de 7.2 millones de bpd, de acuerdo con datos difundidos ayer por la agencia Reuters.

Esta tendencia se mantendrá a pesar de la desaceleración de la economía de Pekín, lo que impactará en el largo plazo para los mercados globales de crudo y de materias primas.

No obstante, los precios bajos del crudo y una serie de recortes de las tasas de interés en China fomentaron la demanda.

A esto se suma que según el Fondo Monetario Internacional (FMI), China es ya la mayor economía del mundo por encima de Estados Unidos.

De acuerdo con el estudio Panorama Económico Mundial, publicado en octubre de 2014, el Producto Interno Bruto (PIB) chino ajustado quedó en 17 millones 632 mil 14 dólares (mdd), mientras que el estadounidense, en 17 millones 416 mil 253 dólares.

La diferencia es escasa, aunque la tendencia podría mantenerse durante este año, según estimaciones.

Aunque China podría volver a caer al segundo lugar en los próximos meses, se encamina claramente a superar de forma permanente a Estados Unidos como el importador de crudo más importante del mundo.

China ya es el mayor consumidor de energía del mundo, y el crudo es de lejos el mayor mercado de energía negociada.

Estas cifras revelan que el gobierno asiático es el principal consumidor de la mayoría de las materias primas, incluido el carbón, el mineral de hierro y la mayoría de los metales, con implicaciones de largo alcance para los mercados que siguen desplazándose hacia

el oriente.

“Ser el mayor importador mundial de crudo debería dar a China más poder

de compra. La interacción de China en Medio Oriente seguirá cambiando, y ya no será el operador minoritario”, dijo Philip Andrews-Speed, jefe de investigación de seguridad energética en la Universidad Nacional de Singapur.

Esto tendría, según el experto, implicaciones de largo alcance, no sólo dentro de la región Asia-Pacífico.

“China no sólo se hace más importante para los Estados de Medio Oriente, sino que también Oriente Medio se vuelve cada vez más importante para China en relación con otros países que importan menos petróleo”, agregó.

Entre junio de 2014 y enero de este año, el costo del petróleo cayó 60 por ciento a escala mundial debido a un exceso de la oferta. Lo que fomentó que China aumentara sus inventarios, y modificó los flujos comerciales y su política petrolera.

Las exportaciones de China cayeron 3.3 por ciento en enero a nivel interanual y las importaciones se desplomaron un 19.9 por ciento, incumpliendo con las expectativas de analistas.

Para muchos países de América Latina China se ha convertido en el principal socio económico.

Según el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) para Brasil, Perú, Venezuela o Argentina el gigante asiático es ya su principal

vínculo comercial.

Durante el año pasado, la banca comercial china invirtió en la región 22 mil millones de dólares, además, las inversiones aumentaron en un 71 por ciento, cifra que contrasta con el receso que han sufrido los prestamistas estadounidenses, con un 20 por ciento menos

desde 2011.