Queman a bebe y desatan ira palestina

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

El conflicto entre Israel y Palestina entró en un nuevo episodio de violencia, luego de que un bebé de año y medio murió quemado mientras dormía luego de que presuntos extremistas judíos prendieron fuego a dos casas en un pueblo de Cisjordania, la madrugada de ayer.

En represalia por el ataque, grupos de palestinos protagonizaron una serie de incidentes con policías de Jerusalén, Cisjordania y Hebrón.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo que el incendio es un “acto terrorista”, y culpó de la tragedia a Israel por no castigar los reiterados incidentes violentos de los colonos, mientras el grupo Hamas advirtió que los israelíes son blanco legítimo.

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, dijo que fue un “crimen de guerra” y formará parte del caso que presenten ante la Corte Penal Internacional.

El atentado, registrado en el pueblo de Duma, también dejó heridos de gravedad a un niño de cuatro años y a los padres de los menores.

Según el ejército israelí, los sospechosos entraron al pueblo donde prendieron fuego a las viviendas y escribieron grafitis en hebreo, como “Larga vida al Mesías”, “venganza” y “el precio a pagar” antes de huir.

Esta última consigna la usan algunos colonos en referencia al precio que, a su juicio, debe pagarse a cambio de aquellas medidas israelíes que consideran favorecedoras a los palestinos.

Funcionarios palestinos culparon a Israel por el ataque, mientras que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, calificó el hecho de “ataque terrorista”.

También hubo condenas del extranjero, ya que la Unión Europea pidió “tolerancia cero” a la violencia de los colonos israelíes.

El Departamento de Estado de Estados Unidos calificó el incendio intencional como un acto “terrorista y depravado” que debe ser castigado. Instó a ambas partes a “mantener la calma y evitar la escalada de las tensiones”.