Trump desata ajuste de cuentas

Trump desata ajuste de cuentas
Por:

Los senadores republicanos consideraron, después de exonerar al presidente Donald Trump de abuso de poder y obstrucción al Congreso, que el mandatario estadounidense sería, a partir de ahora, más cauteloso en su manera de actuar, para evitar otra confrontación con los demócratas; sin embargo, ayer, en un mensaje a la nación, sus comentarios fueron una declaración de guerra contra sus opositores.

Las palabras del magnate no reflejaron a una persona cuidadosa. Trump llegó con la espada desenvainada, jactándose de su victoria, restregando titulares de periódicos del veredicto favorecedor a su adversaria, Nancy Pelosi, con quien compartió en un Desayuno Nacional, y advirtiendo que si vuelve a ser acusado, ganará.

Te puede interesar: La confusión detrás de la muerte del médico que alertó del coronavirus

“Es seguro que lo harán (acusarlo), si ven que cruzo la calle y voy contra la luz, dirán: ‘¡vamos a denunciarlo!’. Así que probablemente tendremos que hacerlo nuevamente (defenderse), porque estas personas (los demócratas) se han vuelto locas. Pero los he derrotado toda mi vida, y los venceré nuevamente”, declaró.

Frente a Pelosi, líder de la Cámara de Representantes, Trump predijo que el legislador republicano, Kevin McCarthy, se quedaría con la presidencia del Congreso, después de que el Partido Republicano recupere la mayoría legislativa, en reemplazo de la demócrata, quien, dijo, será condenada por los votantes por haberlo llevado al juicio de destitución.

“Diré que serás presidente de la Cámara, debido a este juicio político”, dijo Trump a McCarthy, uno de los muchos republicanos del Congreso invitados a su discurso. “Y voy a trabajar duro en ello”.

“Es seguro que lo harán (acusarlo), porque estas personas (los demócratas) se han vuelto locas. Pero los he derrotado toda mi vida, y los venceré nuevamente si es necesario”

Donald Trump

Presidente de EU

“El espíritu del Partido Republicano en este momento es, creo, más fuerte que nunca en la historia de nuestro país”, añadió. Después dedicó tiempo para lapidar a los personajes que lo condujeron hacia el “infierno”, en referencia al impeachment: al exdirector del FBI, James Comey, lo llamó “un desastre”, se quejó de la investigación de su posible colusión rusa, volvió a desgarrar a la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, de quien expresó su molestia por decir que rezaba por él; también atacó al representante demócrata, Adam Schiff, quien dirigió la investigación en su contra: dijo que es un “hombre vicioso, una persona horrible”, y reprendió al senador Mitt Romney, único republicano que votó para que lo destituyeran, y aseguró que los demócratas que se postulan para la presidencia este año hacen su campaña a costa de “decir cosas horrendas de mí”.

Trump no expresó contrición por las acciones que lo llevaron a juicio, pues insistió en que no hizo nada malo, no a propósito: “pasamos por el infierno injustamente, porque no hicimos nada malo. He hecho algunas cosas malas, lo admito, pero no a propósito, y éste es el resultado”, comentó, en referencia a su absolución.

Al final, dejó claro que la investigación por la que presionó a Ucrania se va a realizar, pues Hunter Biden, hijo de su posible rival en las elecciones, Joe Biden, será indagado por una solicitud legislativa.

REPRENDER A PELOSI. En el contexto triunfalista y de revancha del presidente, la Cámara, liderada por los demócratas, rechazó una resolución republicana que desaprobaba que la representante Nancy Pelosi rompiera el discurso del Estado de la Unión del presidente, el lunes pasado.

La resolución legislativa establece que “la conducta de la presidenta del Congreso de EU fue una violación del decoro y degradó los procedimientos de la sesión conjunta, para desacreditar a la Cámara”. La moción fue rechazada con 224 votos en contra y 193 a favor.