Lunes 28.09.2020 - 13:51

Trump se hunde en caso de actriz porno: admite pago por su silencio

Trump se hunde en caso de actriz porno: admite pago por su silencio
Por:

El presidente Donald Trump aseguró ayer que el reembolso a su abogado por los fondos que pagó para mantener callada a la actriz porno Stormy Daniels se efectuó a través de un anticipo mensual, por lo que “no tuvo nada que ver con la campaña”. El magnate afirmó antes que no sabía acerca de los pagos ni la fuente de los mismos.

Trump tuiteó que su abogado personal, Michael Cohen, recibía un anticipo mensual por servicios a prestar “desde el cual realizó, por medio de reembolso, un contrato privado entre dos partes, que se conoce como un acuerdo de confidencialidad”.

El presidente añadió que “se utilizó el acuerdo para detener las acusaciones falsas y extorsivas hechas por ella acerca de un amorío”.

Trump había dicho anteriormente que desconocía un pago de 130 mil dólares a Daniels, días antes de la elección de 2016, a cambio de su silencio acerca de una presunta relación sexual con Trump.

El Dato: La actriz porno recibió 130 mil dólares del abogado personal del mandatario, Michael Cohen, para hacerla callar.

En una sorprendente revelación, el nuevo abogado de Trump, Rudolph Giuliani, dijo en la víspera que días antes de las elecciones presidenciales de 2016, el ahora mandatario le reembolsó a Cohen 130 mil dólares que éste le pagó a Daniels, con lo que contradijo las afirmaciones anteriores de Trump.

Durante una presentación en el canal Fox News, Giuliani dijo que el dinero había sido “canalizado... a través de la firma de abogados y el presidente lo reembolsó“.

Al preguntarle si Trump sabía acerca del trato, Giuliani respondió: “Él no sabía los detalles del mismo, hasta donde yo sé, pero sí estaba al tanto del acuerdo en general, que Michael atendería cosas como ésta, de la misma forma en que yo me encargo de este tipo de cosas para mis clientes. No los molesto para cada cosa que surge. Se trata de gente muy ocupada”.

En declaraciones con el programa de televisión Fox and Friends, Giuliani afirmó ayer que Trump no se enteró de todos los detalles hasta “tal vez hace 10 días”. Mientras enfatizaba que Trump niega la relación, dijo que Cohen vio el pago de 130 md como un arreglo “barato”.

“Dijeron que no era verdad”, manifestó  Giuliani. “Sin embargo, imagínese si eso saliera a la luz el 15 de octubre de 2016, en medio del último debate con Hillary Clinton. Cohen hizo que esto desapareciera. Hizo su trabajo”, detalló.

“Es evidente que el señor Trump ha participado en un delito grave y debe haber consecuencias serias para su conducta, y sus mentiras y engaños al pueblo estadounidense”

Michael Avenatti

Abogado de Stormy Daniels

Giuliani, que se integró al equipo de asesores legales de Trump el mes pasado, dijo el miércoles que el presidente le reembolsó a Cohen a lo largo de varios meses e indicó que los pagos continuaron al menos hasta la transición con el gobierno de Barack Obama, si no es que incluso ya en la presidencia de Trump.

El jurista reiteró también que el pago “resultará ser totalmente legal”, porque “ese dinero no era dinero de campaña”.

Michael Avenatti, el abogado de Daniels, consideró que la declaración es “una revelación sorprendente”. “Es evidente que Trump ha participado en un delito grave y debe haber consecuencias serias para su conducta, y sus mentiras y engaños al pueblo estadounidense”, afirmó.

Giuliani hizo las declaraciones a Sean Hannity, conductor de Fox, que también está vinculado con el caso. Recientemente se dio a conocer en la Corte que Hannity es uno de los clientes de Cohen. El conductor ha dicho que sus tratos personales con el abogado giran en torno a asesoría en bienes raíces y dijo que el asunto “nunca se elevó a ningún nivel en el que yo necesitara decirle a alguien que le estaba haciendo preguntas”.

Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, dice que tuvo un encuentro sexual con Trump en 2006 y le pagaron para que no lo revelara, como parte de un acuerdo que ahora trata de invalidar. También presentó una demanda por difamación contra el mandatario.

Claves del caso

El escándalo por la supuesta relación entre el presidente de EU y la actriz porno no da tregua a la Casa Blanca.

Stephanie Gregory Clifford, la llamada Stormy Daniels, conoció a Trump en julio de 2006, en un torneo de golf en el lago Tahoe, zona turística entre California y Nevada.

Daniels alega que ambos tuvieron relaciones sexuales, aunque el abogado de Trump “niega vehementemente” este hecho. Si el relato de Daniels es cierto, la relación tuvo lugar sólo cuatro meses después del nacimiento del hijo más pequeño de Trump, Barron.

La actriz porno asegura que el magnate sugirió que podría llevarla a su programa de televisión The Apprentice y que ambos estuvieron en contacto hasta 2010.

En enero, el Wall Street Journal publicó un artículo en el que filtraba la existencia de un pago hecho por el abogado de Trump a Stormy para que no hablara de su relación con el mandatario estadounidense.

En febrero, el abogado de Trump reconoció que sí había pagado la suma a Daniels, aunque afirmó que ni la campaña Trump ni la Fundación Trump sabían nada del pago, que fue hecho de su propio bolsillo.